27.12.06

El amor y los kilos

Dado que mis alumnos de este año son muy aburridos y ya he contado los disparates más notables de otros cursos en dos posts anteriores, no me ha quedado más remedio que redactar un examen "diferente" para la convocatoria de diciembre con el fin de conseguir nuevos temas para este blog y de paso hacer la corrección más llevadera. Mi gozo en un pozo, bueno, más bien una de cal y otra de arena. Como se presentaron poquitos la corrección fue rápida, pero los dos ejercicios de los que esperaba sacar algo de chicha, se quedaron en nada. El primero de ellos porque, a pesar de ser más de lo mismo, sólo dos personas lo resolvieron y el segundo no les cogió por sorpresa tras el famoso problema de la cerveza.

El enunciado decía lo siguiente: Se ha observado que el peso, en kilos, que aumenta un profesor de la nuestra Universidad durante las navidades sigue una distribución normal de media 2kg y desviación típica 0.5kg. El marido de una profesora se queja del peso que ha ganado su mujer durante las vacaciones, 1.3 kilos. ¿Qué podría alegar ella en su defensa a la vista del resto de los profesores de la Universidad?

Antes de que alguien me tache de machista, "¿qué es eso de que tenga que excusarse por su peso?" completamente de acuerdo, he de decir en mi defensa que buscaba provocar, pero ni así…

La mayoría calculó el porcentaje de profesores que habían engordado más que la pobre mujer, un 92% de la plantilla, y con eso concluían que sus 1.3kg no eran nada. Pero un alumno llegó un poco más lejos. Tras calcular la probabilidad correctamente respondió:

Si el marido fuese profesor de la Universidad tendría una probabilidad del 92% de engordar más que su mujer, así que debe de quererla igual.

Si es que ya se sabe, cuanta más masa mejor se pasa. Deberíamos de aprender de los ingleses que a algo tan feo como los michelines lo llaman lovehandles, algo así como las "agarraderas del amor"...

22.12.06

Adivinanza

Examen de convocatoria extraordinaria: un solo alumno matriculado, un solo alumno presentado. Tiene dos horas para realizar el examen, y puede usar la legislación fiscal correspondiente, ya sea en el formato proporcionado por el profesor, o en cualquier otra publicado o descargado de internet, cosa que sabe el alumno desde hace más de un año. Aun así se produce esta interesante conversación antes de empezar el examen:
Alumno: Mira, Michael, es que fui a fotocopiadora, y sólo tengo esta legislación que me dejó la chica, y era para saber si tendrás tú ahí la legislación para dejarme.

M Knight: [cara de estupor]

A: [tan tranquilo] Sí, que es que tengo que devolverle a la chica de fotocopiadora la legislación, y que si tienes tú una para dejarme.

MK: [muy serio] No, no tengo.

A: [tan tranquilo] Bueno, vale, pero si se alarga el examen, ¿puedo bajar a llevársela?

MK: [alucinado] ¿Cóooomo?

A: [tan tranquilo] Sí, es que me la dejó la chica de fotocopiadora, ¿sabes?, y es para ver si puedo salir un momento a llevársela antes de que cierre.

MK: [cabreado] Mira... ¿tú crees que a mí me importa algo de dónde saques la legilsación? Por esta puerta sólo saldrás con el examen entregado.

A: [tan tranquilo] Vale.

Y ahora viene la adivinanza, cuya respuesta no es difícil para los seguidores de lavistagorda: ¿cómo se llama este alumno?

21.12.06

El post más aburrido

Ayer corregí el examen de una alumna modelo. Llamémosle Ana María Perfecta. Los cálculos y las explicaciones eran perfectos y , por si esto fuera poco, también lo eran la ortografía, el orden y la redacción. Es decir, veinte segundos de corrección y un diez. Muy reconfortante, desde luego, pero...

... muy aburrido para contar aquí. No obstante, lo haré para contentar a nanita, esa (posiblemente falsa) alumna que nos reprochó nuestro ensañamiento con los malos alumnos. Ahí van algunas perlas, pero perlas de las de verdad:

"Tanto las ventas como las compras deben contabilizarse sin IVA, que es lo que ha hecho la empresa. Por tanto el ingreso contable se corresponde con el ingreso fiscal"

"Podría considerarse una retribución de fondos propios y no ser un gasto deducible según el artículo 14.1a LIS (socio-gerente) o una liberalidad según el artículo 14.1e LIS (empleado-gerente)"

" Pero el propio artículo 14.1e) LIS excluye del término liberalidad los gastos por RRPP con clientes, proveedores... por lo que es un gasto fiscalmente deducible si está contabilizado y justificado, y no procede realizar ajuste alguno"

"Deducimos fiscalmente la amortización contabilizada y 250€ (hasta completar la cantidad resultante de aplicar el coeficiente máximo) de una amortización contabilizada el año anterior y no deducida fiscalmente"
Pues lo dicho, dedicado a nanita. Y los demás tendrán que esperar a posts más divertidos.

20.12.06

Una conjunción cósmica

Este post no tiene nada que ver ni con la docencia, ni disparates de los alumnos o de los profesores. Pero... ¿entonces qué pinta en este blog? Esta entrada es una respuesta a todo aquello que siempre han querido saber de los redactores de esta bitácora y que nunca se han atrevido a preguntar. Mi perfil aun dice algo, pero el de Petete o M Knight deja mucho que desear...

Seguramente, en este mismo momento, alguno de los dos tiene la gran tentación de acceder a blogger y borrar esta entrada. No deberían, los lectores tienen derecho a conocernos un poco más, así seguro que se sienten más identificados con nuestros problemas y preocupaciones, eso que se conoce como empatía, algo que desde luego es indispensable en cualquier diario público que se precie. Pues que sepan que Tocotó va a calmar los ánimos y proporcionar información muy interesante sobre cada uno de ellos. Ya les estoy viendo la gota de sudor a lo cómic manga japonés a mis pobres compañeros, angelitos, fiaros de mi aunque sea un pulpo verde...

¿Por quién empezamos? No voy a escoger a nadie en particular y la razón es muy simple, hemos llegado a un estado tal de "simbiosis", que investigando en Internet he descubierto que todos hemos nacido el mismo día, aunque de diferente año. El 17 de Julio nació Tocotó, David Hasselhoff (que todo el mundo sabe que es el auténtico M Knight) y además fue el estreno mundial de "Petete y Trapito" en el cine, algo que podríamos interpretar como el nacimiento de Petete. Imagínense mi sorpresa cuando me enteré, esto es una auténtica conjunción cósmica. Indagando aun más, descubrí esta web que proporciona información la mar de interesante en función del día en el que se ha nacido.

A continuación paso a desvelar parte de los secretos mejor guardados de los colaboradores de este blog:

1. Lo primero y más importante, hemos nacido el mismo día que Doña Camilla Parker Bowles, cosa que nos llena de orgullo, vicisitud y sordidez, como no.

2. Nacimos bajo el signo astrológico de cáncer, vamos, un poco lunáticos, a quien vamos a engañar. No sólo eso, sino que en el zodiaco de los nativos americanos seríamos el Woodpecker, el famoso pájaro carpintero, que está más sonado que las maracas de Machín. Esto podría explicar nuestras personalidades múltiples a la hora de poner comentarios, ¿o es que realmente creían que nos visitaba la familia real?...

3. Tenemos el corazón abierto al amor, por Dios, ¡¡¡qué cursi suena esto!!! (pero lo dice la web), somos fieles y un poquillo rencorosos. Esto último significa que cuidadín con los comentarios ofensivos, que os conocemos a todos, personalidades múltiples incluidas…

4. Somos de apariencia agradable, es decir, guapetones. Con un gran gusto en el vestir, ni que decir tiene que esto último sólo es aplicable a M Knight, nosotras preferimos el nudismo… ¿pero quién ha visto un pato o un pulpo con ropa?

5. Tenemos necesidades modestas (bueno…), somos animosos y nos gusta mandar, pero no tanto obedecer. A veces pecamos de sabelotodo, pero nunca con el alumnado (es que sabemos más)

6. Somos generosos, con un gran sentido del humor y prácticos, por favor, ante todo prácticos.

Vaya, con esto parece que ya nos conocemos un poco mejor, ¿no se encuentra ahora mismo mucho más cómodo leyendo este blog? Se nota la diferencia ¿no? Si ya lo sabía yo, unos pocos datos personales, dentro de nuestra enraizada discreción, y se mejoran mucho las relaciones ¿verdad?

9.12.06

Excepciones razonables

Andrés Pérez de Jeta era un alumno modelo... al menos en términos relativos a sus compañeros. No es que fuera bueno en sus intervenciones en clase (igual que los demás, no abría nunca la boca), ni por sus notas (aunque por lo menos había aprobado mis anteriores asignaturas), sino por su actitud personal: saludaba amablemente, y cuando se dirigía a mí se expresaba de una manera más que correcta. Lo cual es mucho por aquí, como pueden corroborar Tocotó y Petete.

Un día Andrés vino a contarme que mi examen le coincidía con otro por un mal diseño del calendario. Me pidió que le hiciera el examen otro día y, como se trataba de un error de la facultad (y no de un capricho suyo), accedí. Total, que Andrés vino a hacer el examen unos días después a mi despacho, con su sonrisa habitual y sus buenas maneras. Su nota: un 3,9.

Andrés volvió al ataque en septiembre. Como la memoria de mis alumnos caduca a los treinta días, le puse el mismo examen que en junio. La única diferencia era que el contribuyente cuya declaración de la renta había que resolver tenía otro nombre, pero hasta creo que cobraba el mismo salario y ganaba exactamente la misma millonada con un pelotazo inmobiliario.

Ante semejantes dificultades, Andrés empezó enseguida a resoplar, y se pasó así todo el examen (se le oía bien porque fue el único alumno que se presentó). Veinte minutos después me entregó el examen en blanco, y cuando le pregunté sorprendido que si había acabado, me contestó amablemente que ni había empezado, que es que había tenido poco tiempo para estudiar, pero que bueno, lo había intentado. El chico, desde luego, no parecía muy centrado en la asignatura, pero era todo un ejemplo de amabilidad y de saber perder.

Dos días después recibí un correo electrónico suyo, y enseguida pensé: "No querrá Andrés que haga la vista gorda, ¿verdad?" No, era imposible.
"que tal Michael,soy Andrés. me gustaría comentarte que dado el carácter optativo de la asignatura y que fui el único alumno que me presenté al examen en esta convocatoria quería saber si podrías por favor,aprobarmela."

Como Andrés era majo, pensé que aquello no podía ser lo que parecía, y me puse a anotar cuidadosamente sus argumentos: (1) que la asignatura era optativa; y (2) que había sido el único alumno presentado al examen. La verdad es que no me sonaba muy convincente, pero al menos no mentaba a su (futura) familia, lo cual le honra. Así que le di una oportunidad y seguí leyendo.
"Solo me queda una asignatura en diciembre para terminar la diplomatura y dado que en Junio tampoco saqué una nota demasiado baja y que las otras dos asignaturas de fiscalidad ya las aprobé el pasado curso me gustaría saber si puede ser posible que me apruebes."

Desde luego argumentos no le faltaban. Al menos en número. A los dos anteriores había que añadir que (3) sólo le quedaba otra asignatura para terminar la carrera; (4) su nota de junio no era demasiado baja; y (5) las otras dos asignaturas de fiscalidad ya las había aprobado. Mmm... cinco argumentos son muchos, ¿no? Y además, en un chico tan majo que acababa diciendo:
"Muchas gracias por tu atención y para cualquier respuesta por favor mándamela al e-mail apjeta@vagos.com o al telf.666 666 666.Gracias."

Total, que me pasó como otras veces: que como soy muy legalista, con gran dolor de mi coração no pude aprobarlo. Pero, sensibilizado por su caso, he preparado una propuesta de modificación del Reglamento de Docencia de mi universidad, que presentaré en el Claustro próximamente, porque sé que mis compañeros (con la excepción de algún fundamentalista) serán muy receptivos:
Artículo 19. De la evaluación de las asignaturas optativas.

1. Las asignaturas optativas se evaluarán con idéntico criterio al resto de las asignaturas.

2. No obstante, el profesor hará la vista gorda cuando se cumplan todas y cada una de las siguientes circunstancias:

a) Que sólo haya un alumno presentado.

b) Que el alumno resople al menos durante el 90% del tiempo de duración del examen.

c) Que lo que escriba el alumno en el examen no ocupe más de un cuarto de página.

d) Que el examen sea prácticamente igual al de convocatorias anteriores.

e) Que en las convocatorias mencionadas en el punto anterior el alumno haya obtenido una nota media superior al 1,5.

f) Que al alumno le queden menos de diez asignaturas para terminar la carrera.

g) Que el alumno haya aprobado todas las asignaturas de la carrera de la misma área o de áreas afines o, excepcionalmente, el 75% de dichas asignaturas.

La disposición enunciada en este párrafo será de aplicación exclusivamente cuando la nota obtenida por el alumno sea igual o superior a cero.

Ah, Andrés, y no te preocupes, que ya moveré yo los hilos para que la norma tenga efectos retroactivos.

6.12.06

De economistas y matemáticos

Dificil me lo pone M. Knight en su pregunta acerca de qué soy. Hace tiempo tuvimos ya una conversación parecida, y yo creí que había quedado claro que Petete, de toda la vida es un pato. Un pato raro, es cierto, pero un pato al fin y al cabo.

Claro que, desde un punto de vista de mi formación, si que me pierdo, y es que el problema es exactamente ese: que no sé muy bien que soy. En mi título pone “Licenciada en Economía”, pero la verdad es que en estos momentos me muevo más por ámbitos matemáticos que económicos, con lo cuál puede parecer que soy como una mezcla de los dos, aunque, sinceramente me parece que es mucho arriesgar, lo que soy es nada de los dos... ¿Qué por qué, siendo economista, me he trasladado al mundo de las matemáticas? Ni yo misma lo sé. Pero el caso es que aquí estoy. Y claro. Uno podía pensar que es maravilloso, porque ¿qué mejor cosa hay que combinar disciplinas para aumentar los conocimientos…? pues sonar suena bien, pero les cuento una anécdota y luego me dicen si siguen pensando lo mismo:

A un matemático, un economista teórico y un econometra se les pide que encuentren un gato negro (que realmente no existe) en una habitación a oscuras.

- El matemático se vuelve loco intentando encontrar al gato negro que no existe en la habitación oscura y finalmente ingresa en un hospital psiquiátrico.
- El economista teórico es incapaz de encontrar el gato, pero proclama orgulloso que existe la habitación y afirma que puede construir un modelo que describe todos los movimientos del gato con una precisión extrema.
- El económetra camina por la habitación oscura durante una hora tratando de encontrar el gato negro que no existe y finalmente grita que lo tiene cogido por el cuello.
¿Qué les parece? Locos es poco, ¿no? ¿Pues se imaginan qué puede resultar si mezclamos al matemático con el economista teórico? (del econometra ya no digo nada, porque ya tengo bastante con los otros dos). Resultaría que la persona en cuestión, acabaría en el psiquiátrico, construyendo modelos que explican los movimientos del gato que no existe, y por encima estaría contento por lograrlo!!!! (que es lo realmente preocupante). Todo esto se agravaría todavía más, si la persona es miope, porque en la oscuridad buscar cualquier cosa que existe es fastidiado, con lo cual algo que no existe ni les cuento. Como éste es en realidad mi caso, sólo me queda suplicarles que no me propongan nunca algo parecido…tengan compasión, por favor!!!!

El caso es que, como les decía, con tanta mezcla creo que ya no sé de nada. Y es que aún encima a veces una se ve en unos aprietos que para qué contarle. Porque claro, si a un matemático le hacen una determinada pregunta relacionada con su formación, pues contesta como sabe, y punto. Lo mismo ocurre si la pregunta se la hacen a un economista. Las respuestas ya le adelanto, seguramente sean diferentes, ¿pero qué ocurre si la pregunta se la hacen a alguien que está en el medio de las dos disciplinas? Rianse, pero a veces me quedo muda. Y es que el lado matemático me dice: “contesta A, que está demostrado en un teorema del año 72”, mientras el Economista replica: “Que no..., ni idea tiene el matemático, eso sólo funciona teóricamente, pero en la práctica lo realmente adecuado es B. Tu contesta B...” Ah si, muy fácil, pero imagínense los dos lados de mi cerebro discutiendo de este modo mientras el que hizo la pregunta espera por mi respuesta. Les pondré un ejemplo real como la vida misma para que vean la complejidad de la cosa:

Un matemático, un estadístico y un economista presentándose a una entrevista para el mismo trabajo.
- El entrevistador llama al matemático y pregunta "¿A qué es igual dos más dos?" "cuatro", replica el matemático. "¿Cuatro exactamente?", pregunta el entrevistador. Sumamente sorprendido el matemático mira al entrevistador y responde "Si, cuatro exactamente".
- Luego el entrevistador llama al estadístico y le realiza la misma pregunta "¿A qué es igual dos más dos?" El estadístico responde "En promedio, cuatro, con un más-menos diez por ciento de confianza, pero en promedio, cuatro."
- Por último el entrevistador llama al economista y plantea la misma pregunta "¿A qué es igual dos más dos?" El economista se levanta, cierra la puerta, baja la persiana, aproxima su silla a la del entrevistador y, en voz baja, dice "¿A qué desea usted que sea igual?"
Complicado, ¿verdad? Bueno, ¿y si les digo que además, también estoy navegando en medio de la estadística? El colmo, lo sé. Es el colmo de la complejidad...Pues es un hecho tan real como que el cambio climático ya ha llegado... Claro, supongo no será de extrañar, si le digo que en una situación parecida, en medio de discusiones de mi pequeño lado matemático, mi minúsculo lado estadístico y mi mediano lado economista contesté que dos más dos no podían ser más de 4.5 (respuesta que, al fin y al cabo no es incorrecta) !!!

Eso si, he de decir que no todo son confusiones. Para mi vida diaria reconozco que me ayuda mucho lo de ser economista, y es que ya lo dicen los periódicos:

Los estudios de economía, suelen revelarnos que el mejor momento para comprar algo fue el año pasado.

Lo cual hace que me ahorre muchísimo dinero en mis compras, lo confieso.

Y también me ayuda mucho el pensar en términos matemáticos, por ejemplo para apagar incendios:

Le preguntan a un matemático:

- Tú ¿qué harías si vieras una casa ardiendo y justo enfrente una manguera sin conectar a una boca de riegos?
- La conectaría, obviamente.
- ¿Y si la casa no estuviese ardiendo, pero la manguera estuviese conectada?
- Quemaría la casa, desconectaría la manguera y luego usaría el método anterior.
Y es que cuando un método funciona, ¿para qué cambiarlo…?

En fin, que creo que la mejor definición que me puedo auto hacer es que soy un caso. Un caso y punto. Claro, con lo que conlleva ser un caso!!! Es decir, que esta combinación de números, cuentas, modelos matemáticos y análisis de mercados hace que a veces, desvaríe más que si fuese simplemente economista, o simplemente matemático (y estos, por si mismos ya son suficientemente frikis, como diría Tocotó). Por tanto, si en este blog ven algo escrito, así como loco..., no se asusten, el motivo ya lo saben.

27.11.06

Aprendiz de espía

Pero… esa aprendiz... ¿quién es? Pues yo misma, la servidora que les escribe estas líneas. Pero no crean que lo soy por si acaso no me va bien en el mundillo universitario -donde por ahora me dan muestras de cariño con prórrogas año a año- y me tengo que dedicar a perseguir sigilosamente a esposos o esposas infieles, recuperar mascotas desaparecidas o sonsacar a famosotes de tres al cuarto… Bueno, dicho así hasta suena entretenido, pero no, centrémonos, me considero una aprendiz de espía por mi chaladura de observar con detalle a todo lo que pasa por delante.

Es una manía que no es muy agradable, sobre todo para el observado, pero también para quien me acompaña en el momento en que entro en estado de shock y mi mirada se clava en el más mínimo detalle de quien se pone a tiro. The Monch, en más de una ocasión me ha llamado la atención cuando notaba que el objeto de mi fijación se sentía realmente incómodo… En mi defensa, he de decir que no lo hago por curiosidad o cotilleo, para eso dejo a los del Tomate, simplemente siempre me ha gustado observar a la gente, como se mueve, gesticula, viste… La conversación es lo de menos, hasta en ocasiones me invento en mi cabeza diálogos absurdos que seguro que nada tienen que ver con lo que hablan en realidad, pero que tienen más miguilla: - Vaya, nunca pensé que llegarías a acompañar a tu nieto al concierto de Iron Maiden… (le dice una octogenaria a otra mientras saborea la manzanilla reparadora de después de comer). – En algún sitio tenía que estrenar mi muñequera de pinchos y macramé, de paso lo vigilaba mientras coreaba 666 the number of the beast. A propósito, a ver si compro un décimo con esa terminación, que seguro que me dará suerte…

Este comportamiento también lo traslado a mis quehaceres diarios, es decir, a las clases. Es completamente normal, tienes enfrente a 60 personas que casi no conoces y que además también te observan con atención, y no sé si atreverme a decir, que en ocasiones con malicia en busca de la equivocación… Pues Tocotó les paga con la misma moneda. Hay determinados alumnos que me llaman la atención, por el pelo, las gafas, ¡¡¡qué me hagan caso!!!... y no puedo evitar dirigirme sólo a ellos en cada una de las horas de clase que imparto. No sé si se sentirán incómodos ante tal comportamiento, pero a decir verdad, no recuerdo que ninguno dejase de venir por miedo a la profesora chiflada… Hoy mismo, ante una prueba escrita de la mitad del temario, me di cuenta que vigilaba siempre a los mismos, cualquier movimiento sospechoso, una mirada perdida y ya notaban el rayo vengador que me salía de las órbitas y la cara de pocos amigos... En cambio, aquellos que me resultaban anodinos hubiesen tenido el filón del siglo para copiar, sacar un súper-chuletón o escapar del aula sin que me diese cuenta sino fuese porque esta vez decidí fijarme en esos pupilos olvidados. Descubrí que me dejaba en el tintero a mucha gente y muy a su pesar les dediqué todo el tiempo que quedaba de examen… Al finalizar la prueba decidí que no era justo que sólo se sintiesen el centro de atención unos pocos y que, de ahora en adelante, haré lo posible por rotar semejante privilegio. No sé si alguno lo echará de menos, pero estoy casi convencida que otros muchos, del bando de los olvidados, dejarán de asistir a clase…

La educación

Un amable y conocido lector nos ha hablado de este panfleto, así que hemos puesto a la derecha un link al blog de su autor.

Este fin de semana leí el panfleto y me pareció de lo más razonable, pero hoy mi opinión ha cambiado radicalmente. Y es que, frente al oscuro panorama que nos presentan los críticos del sistema educativo, sigue habiendo alumnos formados y, sobre todo, muy educados. Como este que me escribió hoy:

Buenos tardes,

Profesor Don Michael, le escribo en estas letras para decirle que he tenido una errata al darme de alta en su asignatura en la plataforma de teledocencia.

En verdad me matricule por error porque me equivoque a la hora de escribir el código de la asignatura que pretendía y sin haberlo deseado me matricule en la suya.

Como usted me aceptó la preinscripción y no tengo su asignatura, nada más acérselo saber.ç


Perdone las molestias y acepte un cordial saludo.


Aún hay esperanza... ¿o no?

22.11.06

Chistes de economistas

No sólo vamos a reírnos de los matemáticos como Tocotó, sino también de los economistas como M Knight (Petete no se sabe bien qué es, así que mejor que ella misma se pronuncie). Quizá la visión más típica de los economistas es esta (al menos de los economistas que salen en los medios):
¿Por qué creó Dios a los economistas?
R: Para que los pronósticos del tiempo nos pareciesen buenos.

Los economistas han previsto 9 de las últimas 5 recesiones.

Cuando Albert Einstein murió, se encontró en la cola del cielo, ante las puertas de San Pedro, con tres gallegos. Para pasar el tiempo, preguntó cuáles eran sus coeficientes de inteligencia. El primero dijo 190. "Maravilloso, podremos discutir la contribución de Niels Böhr a la estructura del átomo y los efectos gravitatorios a nivel cuántico". El segundo respondió 150. "Podremos hablar del calentamiento del planeta y de la legislación necesaria para evitar el deterioro de la capa de ozono". El tercer gallego balbució 50. Einstein dudó un momento y luego añadió: "Bien, ¿cuál es su previsión para el déficit presupuestario el año que viene?"
Desde dentro es más habitual reírse de ciertos economistas que creen que la economía es una ciencia exacta en la que no hace falta molestarse en echar un vistazo a la realidad:
Para un economista, la vida real es un caso especial.

Un economista, un ingeniero y un químico naufragan en una isla desierta, muertos de hambre, y se encuentran una lata de sardinas, pero no disponen de abrelatas. Después de varios infructuosos ejercicios de ciencia aplicada por parte del ingeniero y del químico que intentan abrir la lata, ambos se volvieron irritados hacia el economista, que les había estado observando todo el tiempo con una sonrisita en los labios, y le preguntan:
- Pues bien, ¿qué haría usted?
A lo que el economista les respondió haciendo tranquilamente una exposición de su teoría, y que comenzaba:
- Bueno, supongamos que tenemos un abrelatas.
De todas formas, lo habitual es ver la economía como una ciencia que no vale para nada, porque no hay una sola verdad a la que agarrarse:
El primer día Dios creo el sol. De manera que el Demonio creó las tinieblas.
El segundo día Dios creó el sexo. En respuesta, el Demonio creó el matrimonio.
El tercer día Dios creó un economista. Esto fue un golpe para el Diablo; pero, al final, después de pensarlo mucho, creó un segundo economista.

El de la economía es el único campo en el que dos personas pueden obtener el premio Nobel por decir uno exactamente lo contrario del otro.

Es triste pensar en la cantidad de estudiantes de economía que han suspendido por no saber cosas que han resultado ser falsas.

Un economista vuelve al cabo de varios años a su universidad para dar una conferencia, y decide aprovechar para saludar a un antiguo profesor. Va a su despacho, y tras charlar un rato ve un examen sobre la mesa, así que lo coge, lo mira, y le dice al profesor:
- Oye, ¡pero si este examen es el mismo que nos pusiste a nosotros hace doce años!
- Sí. Tengo sólo tres exámenes, y los voy repitiendo cíclicamente.
- ¿Y no tienes miedo de que alguien lo descubra y lo copie?
- ¿Qué dices? ¿No ves que las respuestas cambian de año en año?
Y relacionado con esto, y para terminar, las dos Leyes de los Economistas:
Primera Ley de los Economistas: Para cada economista, existe uno igual y opuesto.

Segunda Ley de los Economistas: Los dos están equivocados.

20.11.06

Chistes matemáticos

…que también podríamos denominar como los peores chistes de la historia. Me cuesta mucho encontrar una definición formal que reúna todo lo que significa un chiste matemático. Buscando la palabra chiste en el diccionario de la RAE la definición formal es la siguiente: “dicho o historieta muy breve que contiene un juego verbal o conceptual capaz de mover a risa”. La definición es muy correcta, aunque en cuanto a la duración del chiste, se ve que los cultivadísimos encargados de elaborar dicho diccionario no tienen en cuenta al glorioso Chiquito de la Calzada. Eso sí, el final de la definición es de lo más correcto, sobre todo por la palabra capaz que no necesariamente implica que la historieta funcione, ya sea por ser malísima, o por no entenderla… Lo que me recuerda como hace muuuuchos años escuché aquel chiste que decía: “Estaba un ciego sentado en un esquina y pasa un mozo con una hoja de bacalao al hombro. El ciego grita: - Tía buena.” Intenté disimular mi cara de “¿¿cómorl??” como pude y bastante tiempo (años) después llegué a entenderlo… Normal, una chica inocente como yo del colegio de monjas…

Los chistes matemáticos son de tres tipos, lo que juegan con palabras y funciones matemáticas y no todo el mundo entiende:

En una fiesta de funciones están bailando "seno de x" con "coseno de x","seno de x" se da cuenta de que "e a la x" esta sentado solo, a un costado de la pista. Entonces se le acerca y le dice: - Ven a bailar..., INTÉGRATE!. - No, para qué? da igual!

TEOREMA: todos los números enteros son interesantes. DEMOSTRACION: Supongamos que no; por tanto, existe un mínimo númeroentero no interesante. Este número es, obviamente interesante, lo cualcontradice el hecho de que no es interesante. Por reducción al absurdo, lasuposición de que existen números no interesantes es falsa.

¿Qué es un niño complejo? Uno con madre real y padre imaginario...

Dos vectores se encuentran y uno le dice al otro: ¿Tienes un momento?

¿Qué es un oso polar? Un oso rectangular, después de un cambio de coordenadas.

Dios es real, a menos que sea declarado entero.

... los que son más fáciles de entender:

¿Qué sucede cuando n tiende a infinito? Que infinito se seca.

¿Cómo lee uno de derecho factorial de 3 (3!)? ¡¡¡¡Treeeees!!!!

Photobucket - Video and Image Hosting


Me di cuenta de que iba a suspender matemáticas cuando un día el profesor dijo en clase "Sea un epsilon menor que 37", y de repente todo el mundo se echo a reír.
Y por último los que presentan al matemático como una persona muy abstracta que hace cosas extrañas y no sabe lidiar con la realidad:

Un matemático despistado llega a una fiesta del departamento y al entrar su mujer le dice "Brindemos por Batman". El hombre, todo sorprendido, pregunta: "¿Batman? ¿qué pasa?" y la mujer le contesta "Cacho despistado, no te has dado cuenta todavía de que llevas los calzoncillos por encima de los pantalones!!!"

Hay una papelera en llamas y dos cubos, uno de ellos con arena y otro con agua. Un físico, ve el incendio y los dos cubos, coge el de agua y lo vacía en la papelera apagando el fuego. Un químico observa el problema, los dos cubos y coge el de arena y apaga el fuego de la papelera. Se acerca un matemático, ve el problema, ve la solución y se va…

Dos aeronautas viajan en globo, un fuerte viento les arrastra durante muchas horas y se encuentran perdidos. Descienden y sin apearse de la cesta le preguntan a la única persona que encuentran por allí:
- Perdone, buen hombre, ¿dónde nos encontramos?
El lugareño se lo piensa un rato y responde:
- En un globo.
Entonces uno de los aeronautas le dice al otro:
- Vamos a preguntarle a otro, que éste es idiota.
- No, hombre, lo que pasa es que es matemático.
-¿Y cómo lo sabes?
- Pues muy sencillo, porque le hemos hecho una pregunta bien sencilla que cualquier persona normal podría haber respondido inmediata y eficazmente; pero él lo ha pensado largamente, ha dicho algo totalmente cierto, absolutamente exacto pero que ya sabíamos y que además NO nos sirve para nada.

Photobucket - Video and Image Hosting


Como matemática, no me considero identificada con ninguno de estos últimos chistes, es más mi director de tesis se quejaba de mi escasa “formalidad” y mi freakismo proviene un 30% por parte de padre, un 20% por parte de madre y el 50% restante se podría dividir en un 35% por las "malas" influencias de vicisitud y sordidez, un 10% de otras compañías (ninguna de ellas matemática) y el 5% restante, y del que estoy más orgullosa, de cosecha propia.

19.11.06

Los jamones ya no se llevan

No, ya no se llevan. Ahora los alumnos piden aprobados sin ofrecer nada a cambio. Yo tenía la idea de que a los profesores se les ofrecían jamones a cambio de aprobados. Pensaba que las facultades eran sitios donde había un continuo trasiego de patas de cerdo saladas. Yo, por si acaso, hasta me había preparado una tabla de equivalencias entre calidades de jamones y notas, pero aún no he podido utilizarla. Una pena.

Los alumnos ahora piden que les regalemos aprobados aunque, todo hay que decirlo, suelen acompañar sus peticiones con sólidos argumentos. Ese fue el caso de José del Morro (primo de Pepita Pérez), que tiene el honor de haber dado nombre a este blog. El chico lleva muchos años en la carrera. Tantos, que ya entró en vigor otro plan de estudios, y pronto entrará otro más. Pero como en la universidad somos comprensivos, permitimos que gente como él siga presentándose indefinidamente a las asignaturas que cursó en su día, aunque ya no tengan docencia.

Aproximadamente una semana antes del examen, José apareció por mi despacho para informarse sobre los contenidos de la asignatura (en la que él, por cierto, era el único matriculado) y sobre el tipo de examen. ¿He dicho informarse? No exactamente. Más bien venía a ver si podía influir en ambas cosas: que los contenidos se redujesen en, pongamos, un 90%, y que el examen se transformase en trabajo o trabajillo. Razones tenía el chaval para venir en ese plan, pero como yo soy muy cumplidor de las normas, con dolor de mi coração le dije que no podía hacer otra cosa que un examen normal. Eso sí, le proporcioné un examen resuelto de la asignatura. No es muy diferente a lo que tienen los alumnos de la asignatura equivalente del plan de estudios vigente (decenas de ejercicios resueltos), pero estaba seguro de que el hecho de que allí pusiera "Examen" le animaría a estudiar con ganas.

Total, que una semana después vino al examen. Lo hizo en poco tiempo, me lo entregó, y aprovechó para comentarme amistosamente que él creía que podía aprobar, aunque tenía que admitir que había tenido poco tiempo para estudiar, porque trabajaba toda la semana. Vamos, que sólo había podido estudiar el fin de semana. Bueno, más bien sólo el domingo. Mucho curre, uno está cansao... ya se sabe.

Corregí el examen y tenía un magnífico 2,9. Le envié un mail con la nota (como habíamos quedado) y, para evitar tenerlo otra vez de visita (ya sabéis, para no sentir más dolor de mi corazón),le mandé incluso la corrección, y hasta le expliqué que siendo absurdamente generoso con la misma, no pasaría de un 4,2. Lo hice pensando que así quedaría bien claro que no tenía ninguna posibilidad de aprobar, pero en realidad fue una estupidez (esto lo digo yo, pero borraré cualquier comentario que me dé la razón). En todo caso, logré que no viniese, pero lo que no pude evitar es que me respondiera con un correo electrónico, en el que defendía su derecho a aprobar con sólidos argumentos como los siguientes:

"4,2 es casi un aprobado"
Me pareció un argumento impecable (y muy elaborado), pero seguí leyendo un poco para sentirme más convencido.

"Te digo, que por favor, acabes ya con este sufrimiento que para mi es la carrera"
Este argumento me emocionó. Y es que es verdad: hay alumnos que disfrutan mucho haciendo la carrera, así que lo lógico es suspenderlos para que puedan seguir estudiando año tras año. Pero hay gente que lo pasa mal, joder, y creo que es deber de todo ser humano poner su granito de arena en evitar el sufrimiento del prójimo.

"Estoy muy descolgado y quiero centrarme en mi trabajo y en mi futura familia"
Es decir, no sólo estaba haciendo sufrir a mi alumno, sino también a su familia... bueno, a su futura familia. Sus pobres futuros hijos debían de estar pasándolo fatal por culpa de la fiscalidad.

"He hecho lo posible por aprobar"
Y es que es muy duro estudiar un domingo entero, sobre todo cuando tienes una futura familia a la que sacar a pasear. Hay alumnos que estudian tres minutos y aprueban. Y seguro que no trabajan, no tienen familia y la rascan todo el día. Cabrones con suerte.

"Y la última pregunta la sabía pero pensé que tenía ya aprobado el examen con lo que hice"
Esto sí que me supo mal: seguro que lo hizo para no hacerme perder el tiempo corrigiendo.

Y ahora viene la frase que da nombre a este blog:

"Como verás tampoco fuí a que me regalaras la nota. Si hay cualquier posibilidad por pequeña que sea de no fastiarme las 3 únicas semanas de vacaciones que tengo te lo agradecería. Llámase un trabajo, otra prueba, hacer la vista gorda....."
La verdad es que ya estaba totalmente convencido para aprobarlo, pero al final preferí hacer exactamente lo que me decía: la vista gorda. Es decir, que hice exactamente como si no hubiera recibido su mensaje. Y le puse un 2,9. Con lo efectivo que habría sido el método clásico, y lo feliz que habría sido yo estrenando mi lista de precios de jamones...

13.11.06

Aberraciones estadísticas

Hace unos meses, tras un fin de semana trágico, se observó que el 40% de los fallecidos en accidente de tráfico no llevaba el cinturón de seguridad. Un “señor”, claro está, con muy pocas luces lo analizó diciendo: “vaya, eso significa que el 60% de los fallecidos sí lo llevaba, por tanto, es mejor no usar el cinturón de seguridad”…

Lo que tiene de “interesante” este razonamiento es que lo podemos extender a muchas otras cuestiones obteniendo resultados realmente asombrosos, por ejemplo:

El 33 % de los accidentes mortales involucran a alguien que ha bebido. Por tanto, el 67 % restante ha sido causado por alguien que no había bebido. A la vista de esto, esta claro que la forma más segura de conducir es ir borracho y a toda pastilla.

En la inmensa mayoría de los accidentes de circulación, los coches involucrados llevan un conductor. Por lo tanto, la forma más segura de viajar en coche es sin conductor.


El 20 por ciento de las personas muere a causa del tabaco. Por lo tanto, el 80 por ciento de las personas muere por no fumar. Así que queda demostrado que no fumar es peor que fumar.

Todos los adictos a la heroína bebían leche de pequeños; por tanto, la leche es una droga iniciática.

Cientos de niños mueren de hambre durante una clase de estadística. Estudia filosofía.
Otro gran peligro lo tiene la media aritmética, así dicen que un estadístico es aquella persona que podría meter su cabeza en un horno y sus pies en hielo y decir que en promedio se encuentra muuuy bien. Gracias a la media nos encontramos con conclusiones tan espectaculares como estas:

La inmensa mayoría de las personas tiene un número de piernas superior al promedio.

Una persona típica tiene una teta y medio pene.

Y antes de acabar con este post, un chiste malo de estadísticos y la media: “Están tres estadísticos de cacería cuando ven a lo lejos un enorme jabalí. El primero de ellos coge la escopeta, apunta cuidadosamente y ¡¡¡PAMMMM!!!, el tiro se desvía un metro a la izquierda. El segundo estadístico, mirando desdeñosamente al que falló el tiro, agarra su escopeta, apunta y ¡¡¡KABLOOOMMM!!!, falla el tiro un metro a la derecha. El tercero entonces se pone a dar saltos de alegría y grita: ¡¡¡BIEN, LE HEMOS DADO!!!”

Seguro que a más de uno se le ocurre alguna que otra aberración estadística, os animamos a que nos las contéis para echarnos unas risas…

10.11.06

Culo 19

Estimado lector: si has llegado aquí escribiendo “culo” en Google, o incluso “culo 19” (una aberración bastante rara, por otra parte, pero que da resultados como el que aparece más abajo), siento decirte que no vas a encontrar nada de interés. Sin embargo, desde lavistagorda queremos agradecer tu visita, que contribuirá definitivamente a nuestro objetivo: aparecer de una vez en Google (aunque sea al poner “culo”), y aumentar así el número de visitas y comentarios. Y es que para darle vida a esto los autores tenemos que estar todo el día entrando anónimamente o con nombres ficticios, y eso cansa. En todo caso, y como sabrán los más fieles lectores, el título de este post no es arbitrario, ya que fue algo que yo mismo comenté a raíz de este otro post.



Pero hablando de culos, ¿os imagináis que un alumno entregase una ficha con una foto de su culo, en vez de una foto de su cara? No, claro, no os lo imagináis. Y a mí no me ha pasado, no, pero no descarto que próximamente me pase, de lo que informaré puntualmente en este blog. Eso sí, desgraciadamente sin la foto, por respeto a la privacidad… Aunque, ahora que lo pienso, ¿se puede poner una foto de un culo de alguien, o hay que taparla también con una banda negra?

Pero yendo al grano. Este año decidí prescindir lo máximo posible de los papeles, por comodidad y por ecología, así que pedí a mis alumnos que en vez de darme una ficha en papel me la dieran electrónica. Lo único que tienen que hacer es entrar en la plataforma de teledocencia de la universidad y subir una foto a su perfil.

El resultado ha estado a medio camino entre el fracaso y el surrealismo. Fracaso porque casi un 90% de los alumnos no han puesto foto, probablemente porque no lo planteé como una obligación, sino como algo voluntario. Sin embargo, entre el poco más del 10% restante hay fotos que no tienen desperdicio.

Las más curiosas son dos que están en blanco. No sé si subieron un archivo en blanco, si la foto estaba sobreexpuesta o si simplemente son alumnos torpes.

Después hay otro interesante grupo de fotos informales. Eso me pasa por ser flexible: para facilitar que pusieran una foto digital, les dije que podían coger cualquiera que tuvieran y “recortar” su cara. Total, que al menos dos personas así lo hicieron. Y como donde más fotos se hacen es en las fiestas, pues una chica cogió una en la que se ve su cara, sí, pero al fondo una mesa con varios comensales en actitud poco seria. Y otra recortó su cara mejor y no se ve a nadie más, pero ella se está bebiendo, con pajita, una cocacola en vaso de plástico que en la foto ocupa más del doble que su cara.

Pero también hay verdaderos profesionales. Una chica decidió que de recortar nada, sino que era mejor hacerse una buena foto para la ocasión. Total, que se maquilló durante dos horas, fue a la peluquería para que le pusieran los rizos en orden, se puso un top blanco que dejara a la vista su tatuaje de la espalda, y en su propia habitación, con su cama detrás, se hizo una foto a sí misma alargando el brazo y poniendo cara de aquíestoyyo. La resolución es de 1920x2560. Sin comentarios.

Otro aprovechó para hacer públicas sus preferencias futbolísticas. No, no es que se vistiese todo orgulloso con la camiseta de su equipo. Demasiado complicado. Lo que hizo fue buscar en Google un buen escudo del Barça, y encontró uno cojonudo: un bonito gif animado que gira sobre sí mismo. El mensaje es claro, y ya lo adelantaba en mi post anterior: donde este el fúmbol que se quite tó lo demás (culo 19 incluido).



En todo caso, la mejor es la del chaval que, en pleno botellón, se acordó de que tenía que hacerse una foto para la web de la universidad, así que le dio la cámara a un colega y le dijo que se la hiciese allí mismo. Pero claro, cuando el colega fue a hacer la foto tres segundos después, no recordaba ya quién le había dado la cámara, así que sacó una panorámica del grupo. Y como salen todos de espalda o de lado, aún no sé cuál de ellos es mi alumno.

En las últimas semanas casi nadie ha añadido fotos, pero si aparece un culo os avisaré.

9.11.06

¿Cómorl?

Esta fue mi primera expresión cuando hace años recibí un sms de una amiga diciendo: “t aptc cne sta nxe? Qdams a ls 10” Tardé un rato en descifrar lo que la mayoría habréis hecho al instante, pero por si acaso ese galimatías significa: ¿te apetece cine esta noche? Quedamos a las 10. Este fue el primero de muchos sms “abreviados” que recibo ahora mismo. Ni que decir tiene que aun hay algunos que me lleva su tiempo entenderlos y además soy un desastre aplicando dicho método, así que opto por el texto predictivo y escribir cada una de las letras de cada palabra. Como ya os imaginaréis a estas alturas, me dejo varios euros en sms al mes, sobre todo porque lo que podría ocupar cuatro líneas lo escribo en dos mensajes…

Photobucket - Video and Image Hosting

Hace poco, el Sr. Anónimo me envió un mensaje “cifrado”, con el emoticono de rigor, que necesitó de varias lecturas y de diferentes personas, con mi misma “habilidad”, para poder contestarle algo con sentido. Sino la respuesta sería algo así como aquel chiste donde un padre le dice a su hijo: - ¿Vienes o vamos?, - Sí, - ¿Sí, qué? – Sí papá.

Realmente valoro como práctico el dominio del lenguaje sms a efectos de ahorro, tanto de dineros como de teclado y huella dactilar. Lo que en cambio me resulta tremendamente incómodo y me revienta, es encontrarme con ese “estilo” a la hora de corregir los exámenes, sobre todo ante mi ineptitud para entenderlos porque no existen unas reglas generales sino que uno lo va adaptando a su gusto… Menos mal que he encontrado un diccionario de sms en la web que seguro que a más de uno nos resultará muy útil…

Creo que lo peor del uso, por parte de los alumnos, de este nuevo “lnwje” es que muchos ya se han acostumbrado a esa escritura y cuando quieren redactar una frase completa, comienzan la dura batalla contra la hortojrafya, encontrándome perlas del tipo: “el resultado es 0.95 ha si que…”, “ahora provamos que…”, “el número de votantes que apollan el plan...” y demás maravillas que ahora no recuerdo, o preferí olvidar en su momento. En otras ocasiones resulta difícil entenderlos pero no por la forma, sino por el fondo, que tiene más delito. Para muestra un botón:

  • La súper-flecha: “La probabilidad de dar en el blanco es 52’01.” La única explicación lógica que puedo dar a este resultado es que la flecha, durante su trayectoria, se divide exactamente en 52 partes iguales y que ¡¡¡todas ellas dan en el blanco!!!

  • Pura comprensión: “En la tabla de la Chi-cuadrado cuando busco 0.95 me da 16.9 y si busco 0.975 me da 19, pero no sé que significa, comprendo que no me puntúe la pregunta.” Todo facilidades, muchas gracias.
  • Los bebés mutantes: Se pide el peso medio, en gramos, de los bebés al nacer cuando en el enunciado todos los datos eran en kilos, ¡¡¡profesores insensatos!!! La inmensa mayoría responde correctamente, pero dos alumnos sobresalen por sus bastos conocimientos, uno en anatomía y el otro en economía doméstica. El primero razona: “un kilo son 1000 gramos, si el peso medio es de 3 kilos, significa que el bebé pesará ¡¡¡0.003 gramos!!!”. Pero el segundo llega más lejos: “si un kilo son ¡¡¡60 gramos!!!...” Impresionante, pero lo remató el día de la revisión cuando, cabreado ante el tachón que abarcaba todo el apartado, dijo: “si ya sé que un kilo son 100 gramos.” De nuevo gracias, todo facilidades...
  • Photobucket - Video and Image Hosting

  • Magia: Se pregunta si una variable es continua o discreta y el alumno responde:”Es una variable discreta, toma valores discretos para los casos entre los extremos de los intervalos.” Que nadie trate de entenderlo, ni yo misma sé de que está hablando, pero no contento ante tal explicación, concluye su reflexión con “No hay “x” en la F(x)”, ¿¿¿cómorl???
  • El sexo y los ascensos: La pregunta en cuestión era ¿Depende la posibilidad de obtener un ascenso del sexo del oficial?, y la respuesta: “Tanto hombres como mujeres tienen posibilidades de ascender, pero gracias al sexo, el porcentaje de hombres ascendidos es mayor que el de las mujeres ascendidas.” El sexo es lo que tiene.

  • Igual todo esto se debe a un problema de incomprensión profesor-alumno, puede que hablemos idiomas distintos. Por si acaso alguno llega a este blog, ojalá no, para que le resulte más comprensible ahí va la despedida al más puro estilo sms: marxo q tng q marxr, sxro n tardr tnt n scribr l proxm vz. Bss.

    20.10.06

    Protagonistas

    La mayor parte de las veces sin proponérselo, algunos alumnos acaban convirtíendose en “protagonistas” del curso a medida que este va transcurriendo. Los motivos de ser elegidos como tal no son siempre estándares, puede ser porque hayan hecho alguna intervención memorable, porque hayan tenido un comportamiendo (bueno o malo) que los diferencia de los demás, o bien por la cantidad de tonterías por minuto que son capaces de decir… (habilidad que, por cierto los profesores no siempre valoramos y no es fácil de conseguir…). En fin, los motivos de ser un auténtico protagonista del curso son realmente múltiples.

    La protagonista de esta entrada de “La vista gorda”, lo fue también de dos cursos académicos consecutivos (pronto entendereis que era fácil que repitiese o tripitiese). El motivo de ser ella y no otra persona, también lo deducireis sólos.

    A continuación os presento a Pepita Pérez (así la voy a llamar yo).

    Es dificil describirla con palabras, porque toda en su conjunto era un auténtico personaje, pero lo voy a intentar. Aparentaba ser la típica chica despistada, poco cuidadosa a la hora de expresar lo que pensaba…(Upss.., bueno, ahora que lo digo, no sé si puedo afirmar que pensaba, más bien, improvisaba. Es de las típicas personas que primero habla, y luego a veces, piensa sobre lo que ha hablado…), también era descuidada en su vestimenta (y aquí tengo que aclarar, que no me refiero a que fuese mal vestida o anticuada, como puede parecer, sino que muchas veces, parecía que olvidaba que si la camiseta era muy cortita, a parte de verse la barrigola, también se luce la ropa interior, y a veces, reconozcámoslo, esta ropa interior no es de anuncio de Calvin Kein precisamente…!!

    El caso es que hasta el pelo de Pepita era particular…Sí, ya sé que las mujeres solemos quejarnos mucho del pelo…, nunca estamos conformes con él, no nos gusta ninguno de los 300 tintes que probamos, tampoco la textura, y ni que hablar tengo del corte…, que ese sería un tema que merece una entrada nueva para el blog, pero éste creedme era un “pelo dificil”, por decirlo de alguna manera. Vamos, que para “Pelo Pantene” no valía.

    He de aclarar, antes de continuar, que en general, un/a alumno/a no es elegido “Protagonista” hasta que ha transcurrido al menos el primer mes del curso, porque semejante título no se puede otorgar a cualquier persona…Pues bien, la segunda semana de clases yo ya sabía que Pepita se llevaría el galardón…

    El tipo de preguntas que hacía eran de lo más…(no sé qué adjetivo utilizar…), vamos, de lo MÁS, de lo más todo...!! Como comentaba antes, ella primero hablaba, (preguntaba, más bien) y luego, pensaba en si aquello tenía sentido (bueno, rectifico, en realidad creo que esta segunda parte la omitía).

    Todas las preguntas, eso sí, estaban relacionadas con la materia, cosa que es de agradecer, pero claro, resulta desesperante, decepcionante, inexplicable e insuperable para un profesor oír por ejemplo, después de más de un mes hablando de lo que era una probabilidad, algo como lo siguiente: “Pero por favor, ¿Por qué la probabilidad no puede valer más de uno?” (Claro, en realidad, como un día dijo m. knight, uno es un valor muy pequeño… ¿por qué no puede valer 23 ó 102…? Ciertamente el que la inventó, era retorcido, lo reconozco, pero…,¿qué puedo hacer yo?).

    Claro, mi cara fue tal cuadro de Picasso, que la pequeña carcajada del resto de la clase fue inminente…Lo peor de todo es que estoy convencida que el 40% de los demás tenían la misma duda, pero al menos también la malicia de no preguntármelo, cosa que en el fondo reconozco que me tranquilizaba.

    Intenté explicare a Pepita que los conocimientos no se adquieren por un mecanismo de absorción consistente sólo en asistir a clases y sentarse en el pupitre sin más, sino que a veces era aconsejable atender al profesor, e incluso leer los apuntes o libros que él mismo proporcionaba y recomendaba.

    Parecía que lo comprendía, hasta que llegó el día en que tras unas 8 horas de clase hablando de lo que era una función de densidad (que denotamos por f ) y una función de distribución (denotada como F ), Pepita levantó la mano y preguntó:

    - “Profesora… ¿Qué es la F grande y la f pequeña? Porque a veces la escribes grande y a veces pequeña y no me entero…!! (Sólo le faltó añadir, “tonta…, que me lías”)

    En este caso, respondí sólo con la mirada…, no fue necesario nada más, creo que Pepita recordó el rollo al momento: “no se aprende mediante un mecanismo de absorción…, etc, etc”

    Creedme que después de estas dos magnificas intervenciones (a las cuales siguieron bastantes más que por supuesto no puedo reproducir, porque el blog pasaría a llamarse algo así como: “enciclopedia de las tonterías que se pueden preguntar a un profesor”), cada vez que nuestra protagonista levantaba la mano…, yo confieso que TEMBLABA…

    Eso sí, éstas se convirtieron en simples anécdotas al lado de la siguiente acción de nuestra amiga. Os sitúo. Se trataba del examen de junio de la asignatura en cuestión. El tiempo máximo del que disponían para resolverlo era de dos horas y media y al cabo de unos 30 minutos desde que habían empezado, Pepi (porque con la confianza creo que ya la puedo llamar así) se acerca a mi mesa y me dice:

    -“Profesora, ¿puedo ir al baño?
    - No, Pepita, sabes que no puedes…, llevamos media hora de examen!!
    - Ah vale!!

    Claro, como se fue tan tranquila hacia su pupitre, y por mucho que lo intenté durante el curso yo no lograba entender el por qué de sus preguntas, me entraron remordimientos, por lo que la seguí, y le dije:

    - ¿por qué me lo pides? ¿ te encuentras mal? (lo que menos quería yo era que realmente lo necesitara y no me lo dijese) Pero…, ¡¡ATENCIÓN, SEÑORES A LA RESPUESTA!!, aseguro que no tiene desperdicio:

    - Noooo, qué va!!! Pero es que (y ahora se abanica la cara con sus manos) Me está entrando un sueñoooo………que quería echarme un poco de agua en la cara…!!!

    Sí, sí, vuélvanlo a leer si lo necesitan, porque yo tuve que preguntarlo de nuevo:

    - ¿Cómo? ¿Qué me estás diciendo?

    - ¡ Pues eso! Que me está entrando un sueño increíble, y quería mojarme la cara…

    No me pude contener:

    - ¡Mira, Pepita, siéntate ahora mismo y lee el examen en profundidad, ya verás que pronto te despiertas!!

    A lo que contestó de nuevo con un simple “vale” … (y con cara de alegría, no os penséis…) como si lo más natural en un examen es que te dé sueño…(fíjate que yo llevo hecho exámenes, y me pasó casi de todo, pero que me diese sueñoooo!!!)

    Bueno, pues la historia no acaba aquí…Yo imaginé cuál era el motivo real por el que Pepi quería ir al baño, pero por si no estaba claro del todo, encontré las pruebas que me lo confirmaron.

    Como os decía al principio de este post, Pepita era bastante descuidada en general. Y con tanto paseo de su pupitre a mi mesa, y viceversa…pues pasó lo que tenía que pasar…

    Estaba yo dando un paseo entre mis alumnos para ver lo bien que expresaban sus grandes conocimientos sobre la materia en el examen, cuando al pasar al lado de Pepi, veo tremendo chuletón bajo su silla…, (y digo chuletón, porque su tamaño se podía equiparar al típico de Buey …).

    Claro, no hice más que cogerlo y ponérselo delante de sus narices. Supongo os podéis imaginar a nuestra amiga, zarandeando las manos hacia arriba (al estilo Luismi, el de “Aída”), y balbuceando: “Eh, ah, ehhh, ahhh, mío nooo esssssss”.

    Simplemente le dije que siguiese haciendo el examen, que yo tomaría las medidas oportunas…

    Bueno, pues lo mejor de todo, es que en esa chuleta, efectivamente llevaba escritas cosas que habían caído en el examen…, y como no las sabía (porque si sabes algo para qué vas a hacer una chuleta, obviamente), en un momento, me llama para pedirme por favor que le confirmase si la fórmula correspondiente que había escrito en el examen era correcta!!!!

    De verdad, en ese momento, de nuevo, Pepita me dejó cao…Por supuesto, le sugerí que no me marease más, que estaba llegando a su record, y con creces! Pero no se rindió.

    Fue la última en entregar el examen (eso sí, un examen, imaginaros, plagado de tonterías, como era de esperar), y por supuesto cuando lo tuve en mis manos, recuperé su chuleta y la grapé a sus folios delante de ella. Le volví a recordar: “ ya tomaré las medidas oportunas”. A lo cuál, para rematar su gran intervención, en realidad la que le hace gran merecedora de este premio “Protagonistas” contestó:

    -“Booo!! Total me la pillaste al principio del examen, y esta pregunta era la última, con lo cuál no la pude utilizar…”

    Sobran las palabras!!
    Mi enhorabuena, con cariño a Pepita por ser la gran ganadora.

    x elevado al culo

    Detrás de un título tan sugerente se esconden unos bochornosos ataques de dislexia heredados de mi santo padre, que aun hoy es el día que niega haber cantado "camaróns prara Zoaña" en lugar de "camaróns para Moaña" y no, esto no es fruto de mi mal oído, tengo numerosos testigos...

    Estos ataques me acechan por rachas, puedo pasar una semana tranquila y de repente llega un día donde mi cabeza es más rápida que mi lengua, la neurona se aturulla y no soy capaz de decir una frase larga sin embestir, sin ningún tipo de pudor, al diccionario. Pensándolo mejor, lo peor de mi problema es que actúa como uno de esos virus que salta cuando tienes las defensas bajas, vamos, cuando estoy nerviosa, cansada, he dormido poco... situaciones muy frecuentes a lo largo del curso académico. Esto significa que todos mis alumnos han podido disfrutar de este tipo de ataques alguna vez durante el curso. Muchos pensarán, ¡qué vergüenza pasará la pobre Tocotó en estos momentos! Quizá en un principio sí, pero he llegado a un punto tal, que lo he asumido como algo irremediable y de lo que me río tanto o más que mis alumnos.

    Lo que viene a continuación quizás son mis “mejores” momentos como showman en las aulas:

    Mi segundo año trabajando en la Universidad, entre otros quehaceres, debía de impartir una clase de problemas a un grupo reducido de alumnos. Eran mis horas favoritas, sólo eran unos 8 o 10 estudiantes escuchando atentamente como hacer cada uno de los ejercicios. Muchas veces les proponía que los intentasen resolver en el aula mientras yo me paseaba a la espera de cualquier duda o les daba pistas de cómo encontrar la solución. Uno de esos días, un alumno me preguntó acerca del típico problema de cálculo de probabilidades con urnas y bolas de colores. Muy dispuesta, me senté a su lado iniciando la explicación:
    A ver, esto es muy fácil, cogemos una bola y sacamos una caja...
    (cara de estupefacción del alumno)
    ¡¡Vaya, no!!, tomamos una bola y sacamos una urna...
    (continúa la cara de susto)
    Perdona, ¡qué día tengo! Llevo muchas clases... (excusa que nunca cuela), tomamos una urna y sacamos una caja.
    Llegados a este punto estalló un ataque de risa descomunal del sufrido alumno, yo misma y un par de chicas sentadas inmediatamente detrás. Finalmente logré explicárselo, pero aun debe de estar pensando, las cosas que hace esta mujer con las cajas, urnas y bolas... ni Juan Tamariz...

    En la misma hora de clase, los ataques no duran sólo 5 minutos, explicando otro problema demencial de bombos y bolas simulando el sorteo de los quintos de la mili, les solté:
    Seleccionamos el primer bombo y sacamos una bola, vamos al segundo bombo y sacamos una bomba.
    Otro ataque de risa… Está claro que aquel no era un buen día para las probabilidades.


    Quizás mi equivocación más sonada fue el año pasado cuando a medida que escribía una fórmula en el encerado la leía en alto diciendo
    ...la frecuencia multiplicada por x menos la media elevado al culo...
    Me quedé paralizada, dándoles la espalda y con la tiza en alto con el número 3 a medio escribir. A mis espaldas escuchaba a 90 personas susurrando
    ...ha dicho culo, ha dicho culo…
    Con mucha entereza y haciéndome la sueca seguí explicando tan horrible fórmula y escribiendo en el encerado hasta que cesaron los murmullos, dándoles a entender que no era un problema mío, sino que me habían oído mal (los 90 me habían oído mal… ¡qué casualidad!). Esta tremenda metida de pata la tuve nada más empezar la clase y me dejó tan tocada que cada vez que tenía que volver a decir cubo, mi boca quería decir culo, tenía que parar de hablar y pensármelo, vamos como esos silencios dramáticos antes de dar la campanada. Acabé la clase sin volver a mentar las cachas, pero dos días después en unas tutorías, la duda de dos alumnos ante tan malévola fórmula me hizo volver a caer en las redes del virus y pudieron constatar que la profesora no estaba pensando en la estadística cuando explicaba el momento centrado en la media de orden 3 (medida maldita desde entonces).

    Ha habido más equivocaciones, muchas de ellas en medio de broncas ante el continuo charloteo. En esos momentos equivocarse es lo peor porque el enfado pierde toda su credibilidad. Recuerdo un día que ya harta de tener que hablar cada vez más alto, con un tono de cabreo soberano les dije:
    Aquí no se puntúa la asistencia, al que no le interese puede irse a la faquetería.
    Como uno se puede imaginar fue peor el remedio que la enfermedad...

    Sigo en las mismas y juraría que esto no se cura, pero mientras a mi también me siga dando la risa ¿qué más da? Bueno, un poco de solidaridad por parte de los lectores de este blog no estaría mal, aunque sólo seamos seis...

    17.10.06

    Los premios Ig Nobel

    Los premios Ig Nobel (en inglés Ig Nobel se pronuncia igual que ignoble, que significa "innoble") son algo así como los Razzies a los Oscar en el cine, es decir, la parodia más enajenada de los premios Nobel y que, como ocurre en el caso del cine, se otorgan más o menos en las mismas fechas que los premios originales. Las mentes calenturientas detrás de la organización de estos premios son los editores de la revista de humor científica “Annals of Improbable Research”. Están copatrocinados por varias sociedades que ostentan la palabra Harvard en su denominación y como no, la gala de entrega de los premios tiene lugar en dicha Universidad.

    Por definición, estos premios se otorgan a personas cuyos logros "no pueden o no deberían ser reproducidos". A continuación se presenta una selección por años de los que, a mi parecer, son los más fascinantes. Lo más sorprendente es que muchos de estos trabajos están publicados en revistas científicas cuyo nombre parece serio…


    AÑO 2006:
    ORNITOLOGÍA: Ivan R. Schwab, de la Universidad de California, Davis y Philip R.A. May de la Universidad de California, Los Ángeles por investigar y explicar por qué los pájaros carpinteros no sufren de dolor de cabeza.

    PAZ: Howard Stapleton de Merthyr Tydfil, Gales, por inventar un repelente electromagnético de adolescentes, pero no adultos. Se trata de un artefacto que genera un sonido audible por los adolescentes pero no por adultos y que más tarde fue usado para convertirlo en un tono de teléfono que pueden oír los adolescentes pero no sus profesores.

    MEDICINA: Francis M. Fesmire, de la Universidad de Tennessee por su informe "Interrupción del hipo con un masaje rectal dactilar" (método equivalente al ya clásico susto…)

    QUÍMICA: Antonio Mulet, José Javier Benedito y José Bon de la Universidad Politécnica de Valencia y Carmen Rosselló de la Universidad de las Islas Baleares por su estudio "Velocidad ultrasónica en el queso cheddar afectada por la temperatura" (los únicos españoles que han ganado este preciado galardón)

    AÑO 2005
    ECONOMÍA: Gauri Nanda del MIT., "por inventar un reloj despertador que se mueve y se esconde" (realmente interesante este invento, muy recomendable para la Marquesa de C.S. y The Monch entre otros…)

    QUÍMICA: Edward Cussler de la Universidad de Minnesota y Brian Gettelfinger de la universidades de Minnesota y Wisconsin, por resolver la vieja pregunta científica: ¿Puede la gente nadar más rápidamente en jarabe o en agua?

    DINÁMICA DE FLUIDOS: Victor Benno Meyer-Rochow de la Univ. Int. de Bremen y de la Univ. de Oulu y Jozsef Gal de la Universidad Loránd Eötvös, "por usar principios básicos de la física para calcular la presión que se acumula dentro de un pingüino en el proceso de defecación" (no les llegaba con el National Geographic, que ahora ya ni cagar en paz pueden los animalitos)

    AÑO 2004
    SALUD PÚBLICA: Jillian Clarke de la Escuela Secundaria para las Ciencias Agrícolas de Chicago, por investigar la validez científica de "la regla de los cinco segundos", esa que dice que algo que ha estado en el suelo menos de ese tiempo no está sucio y se puede comer (que levante la mano el que no haya aplicado esta regla alguna vez, ¿nadie?. Era de esperar, bienvenidos al club)

    QUÍMICA: La Coca-Cola Company de Gran Bretaña, por usar lo que ellos llaman un “altamente sofisticado proceso de purificación basado en tecnología espacial de la NASA” para transformar los contaminados fluidos del Támesis en su "agua pura" Dasani. En realidad la purificación es con un sistema de ósmosis corriente, más o menos como el usado en muchos hogares, y el agua hubo de ser retirada del mercado al no ser apta para el consumo humano por contener un agente cancerígeno, el bromato (si parece una broma, sí)

    INGENIERÍA: Donald J. Smith y su padre, Frank J. Smith (fallecido), de Orlando, Florida, EE.UU., por patentar el combover (Patente estadounidense Nro 4.022.227), ese peinado que pretende disimular lo evidente estirando todo lo posible el pelo que queda en los laterales del cuero cabelludo (otra opción aun más sórdida sería dejarse crecer las cejas y peinarlas hacia atrás, pero esta última no convenció a Anasagasti)

    ECONOMÍA: El Vaticano, por su genial idea de subcontratar en la India un servicio de oraciones. Los norteamericanos que quieran una misa de difuntos o de acción de gracias, pueden ahora encargar que se lleve a cabo en alguna iglesia de la India. El servicio, que resulta mucho más económico en el país asiático que en EE.UU., puede reservarse por correo electrónico o directamente, en las “franquicias” del vaticano habilitadas para ello.

    PAZ: Daisuke Inoue de Hyogo, Japón, por inventar el karaoke, considerado una manera totalmente nueva de enseñar a la gente a tolerar a los demás (o a volverse intolerantes)

    AÑO 2003
    INGENIERÍA: John Paul Stapp, Edward A. Murphy, Jr., y George Nichols por formular en 1949 las famosas Leyes de Murphy: “Si algo puede ir mal, irá mal.”

    FÍSICA: Jack Harvey, John Culvenor, Warren Payne, Steve Cowley, Michael Lawrance, David Stuart, y Robyn Williams de Australia por su estudio “Un análisis de las fuerzas necesarias para arrastrar una oveja sobre varias superficies” (de nuevo a machacar lindos animalitos)

    QUÍMICA: Yukio Hirose de la Universidad Kanazawa, por su investigación química de una estatua de bronce de la ciudad de Kanazawa en la que ninguna paloma se posa (y que por tanto se libra de las cagaditas de rigor…)

    INVESTIGACIÓN INTERDISCIPLINAR: Stefano Ghirlanda, Liselotte Jansson, y Magnus Enquist de la Universidad de Estocolmo, por su informe “Las gallinas prefieren a los humanos guapos” (toma, y yo también)

    AÑO 2002
    FÍSICA: Arnd Leike de la Universidad de Munich, por la demostración que la espuma de la cerveza obedece la ley matemática del decaimiento exponencial. Publicado en European Journal of Physics, vol. 23, January 2002, pp. 21-26 (artículo muy práctico para elaborar un problema de examen)

    INVESTIGACIÓN INTERDISCIPLINARIA: Karl Kruszelnicki de la Universidad de Sidney, por realizar un examen comprensivo de la pelusa humana del ombligo… quién la tiene, cuándo, de qué color y cuánta.

    PAZ: Keita Sato, Presidente de Takara Co., Dr. Matsumi Suzuki, Presidente del Japan Acoustic Lab, y el Dr. Norio Kogure, Director ejecutivo del Hospital Veterinario de Kogure, por la promoción de la paz y armonía entre por con la invención de Bow-Lingual, un dispositivo computacional que traduce automáticamente los ladridos de un perro a lenguaje humano.

    HIGIENE: Eduardo Segura, de Valls, en Tarragona, Spain, por la invención del Lavakan de Aste, una lavadora automática de perros y gatos. (Prefiero no pensar que saldría del Bow-Lingual nada más salir el “kan” del Lavakan)


    ECONOMÍA: Los ejecutivos, directores corporativos y auditores de Enron, Lernaut & Hauspie [Belgium], Adelphia, Bank of Commerce and Credit International [Pakistan], Cendant, CMS Energy, Duke Energy, Dynegy, Gazprom [Russia], Global Crossing, HIH Insurance [Australia], Informix, Kmart, Maxwell Communications [UK], McKessonHBOC, Merrill Lynch, Merck, Peregrine Systems, Qwest Communications, Reliant Resources, Rent-Way, Rite Aid, Sunbeam, Tyco, Waste Management, WorldCom, Xerox, y Arthur Andersen, por la adaptación del concepto matemático de números imaginarios para usarlo en el mundo de los negocios.

    AÑO 2001
    MEDICINA: Peter Barss, de la universidad de McGill, por su impactante informe médico "Lesiones debidas a cocos que caen”. Publicado en The Journal of Trauma, vol. 21, no. 11, 1984, pp. 990-1.

    FÍSICA: David Schmidt, de la universidad de Massachusetts, por su solución parcial al problema de porqué las cortinas de ducha ondean hacia dentro (siempre he encontrado esta situación muy incómoda, deberían de estudiar como evitarlo además de su porqué)

    BIOLOGÍA: Buck Weimer de Pueblo, Colorado por inventar el “Under-Ease”, una ropa interior hermética con un filtro de carbón reemplazable que elimina los gases malolientes antes de que escapen (y poder echarle la culpa al vecino, muy útil por cierto).

    ASTROFÍSICA: Los doctores Jack y Rexella Van Impe, del Jack Van Impe Ministries, Rochester Hills, Michigan, por su descubrimiento de que los agujeros negros satisfacen los requisitos técnicos para ser la localización del Infierno (por donde estará Gorbachov, véase año 1993)

    PAZ: Viliumas Malinauskus de Grutas, Lituania, por crear un parque de diversiones llamado "El Mundo de Stalin"

    TECNOLOGÍA: Concedido en conjunto a John Keogh, de Hawthorn, Victoria, Australia, por haber patentando la rueda en el año 2001, y a la Oficina de Patentes australiana por concederle su patente de innovación N° 2001100012.

    AÑO 2000
    LITERATURA: A Jasmuheen de Australia, Primera Dama del Respiravorismo, por su libro "Viviendo de la luz", donde se explica que, aunque alguna gente come alimentos, en realidad, no tienen por qué hacerlo, lo que constituye la solución a los problemas de la superpoblación y del hambre en el Mundo.

    FÍSICA: A Andre Geim de la Universidad de Nijmegen (Holanda) y Sir Michael Berry de la Universidad de Bristol (Inglaterra), por usar imanes para hacer levitar a una rana y a un luchador de sumo. Publicado en European Journal of Physics, v. 18, 1997, p. 307-13. (y yo me pregunto, en lugar de imanes... ¿no sería una cuestión de gases?)

    INFORMÁTICA: A Chris Niswander de Tucson, Arizona, por inventar PawSense ("el sensor de patitas"), un programa que detecta si hay un gato andando sobre el teclado del ordenador.

    PAZ: A la Marina Real Británica, por ordenar a sus marineros que dejen de usar proyectiles de cañón, y que en lugar ello sencillamente griten "¡Bang!" (el plan incluye cajas varias de lizipaina).

    AÑO 1999
    FÍSICA: Compartido: Al Dr. Len Fisher, de Bath, Inglaterra, “por calcular la forma óptima de mojar una galleta". Y al Prof. Jean-Marc Vanden-Broeck de la Universidad de East Anglia, Inglaterra, "por idear un método para fabricar teteras que no goteen” (los dioses del desayuno junto con el premio de Literatura)

    LITERATURA: A la British Standards Institution, por su artículo de seis páginas, especificando la forma correcta de preparar una taza de té.

    PAZ: A Charl Fourie y Michelle Wong, de Johannesburgo, Sudáfrica, “por inventar un dispositivo anti-robo para coches consistente en un circuito de detección, una alarma y un lanzallamas”

    TECNOLOGÍA MÉDICA: A los difuntos George y Charlotte Blonsky, de New York City, "por inventar un dispositivo (US Patent #3,216,423), para ayudar a las mujeres a dar a luz: se ata a la mujer en una mesa de forma circular, y se hace girar ésta a alta velocidad para aprovechar los efectos de la fuerza centrífuga" (sin comentarios)

    AÑO 1998
    BIOLOGÍA: A Peter Fong, del Gettysburg College, Gettysburg, Pennsylvania, "por contribuir a la felicidad de las almejas administrándoles Prozac". Publicado en Journal of Experimental Zoology, vol. 280, 1998, pp. 260-64.

    PAZ: A los Primeros Ministros Shri Atal Bihari Vajpayee, de India, y Nawaz Sharif, de Pakistán, "por sus agresivamente pacificadoras explosiones de bombas atómicas"

    ECONOMÍA: A Richard Seed, de Chicago, “por sus esfuerzos para impulsar la economía mundial, intentando clonarse a sí mismo y a otros seres humanos”.

    LITERATURA: A la Dr. Mara Sidoli, de Washington, DC, "por su esclarecedor informe, Las flatulencias como defensa contra los terrores innombrables". Publicado en Journal of Analytical Psychology, vol. 41, no. 2, 1996, pp. 165-78.

    AÑO 1997
    MEDICINA: A Carl J. Charnetski y Francis X. Brennan, Jr., de la Wilkes University, y James F. Harrison, de Muzak Ltd., en Seattle, Washington, "por su descubrimiento de que escuchar la música de los ascensores Muzak estimula la producción de Inmunoglobulina A y, por tanto, previene el resfriado".

    PAZ: A Harold Hillman, de la Universidad de Surrey, Inglaterra, "por su humanitario y tranquilizador informe: El posible dolor sufrido por el reo durante la ejecución empleando diferentes métodos". Publicado en Perception, 1993, vol 22, pp. 745-53.

    METEOROLOGÍA: A Bernard Vonnegut, de la Universidad Estatal de Albany, "por su revelador informe: El cacareo de los pollos como medida de la velocidad del viento durante un tornado". Publicado en Weatherwise, Octubre 1975, p. 217 (o los mujidos de las vacas, o los gritos de los humanos...)

    AÑO 1996
    MEDICINA: A James Johnston, de R.J. Reynolds, Joseph Taddeo, de U.S. Tobaccco, Andrew Tisch, de Lorillard, William Campbell, de Philip Morris, y el difunto Thomas E. Sandefur, Jr., presidente de Brown and Williamson Tobacco Co., "por su informe científicamente irreprochable al Congreso de los Estados Unidos de que la nicotina no es adictiva".

    PAZ: A Jacques Chirac, Presidente de Francia, por conmemorar el 50 aniversario de Hiroshima realizando pruebas atómicas en el Pacífico".

    ARTE: A Don Featherstone, de Fitchburg, Massachusetts, "por su invención ornamental evolucionaria, el flamenco rosa de plástico. Pink Flamingos: Splendor on the Grass".

    AÑO 1995
    NUTRICIÓN: A John Martínez, de J. Martinez & Company, en Atlanta, "por comercializar el Café Luak, el café más caro del mundo, que está hecho a base de granos de café ingeridos y excretados posteriormente por el luak, un animal parecido a un gato montés que habita en Indonesia".

    ECONOMÍA: A Nick Leeson y sus superiores en el Banco Barings, y a Robert Citron, de Orange County, California, “por usar el cálculo diferencial para demostrar que todas las entidades financieras tienen sus límites”.

    PAZ: Al Parlamento Nacional de Taiwan, “por demostrar que es preferible que los políticos se peleen a puñetazos y patadas entre ellos, a que le declaren la guerra a otras naciones”.

    AÑO 1994
    BIOLOGÍA: A W. Brian Sweeney, Brian Krafte-Jacobs, Jeffrey W. Britton, y Wayne Hansen, “por su estudio esclarecedor: El soldado de guardia estreñido: prevalencia entre las tropas estadounidenses destinadas en el extranjero, y en especial por su análisis numérico de la frecuencia de los movimientos intestinales”. Publicado en “Military Medicine,” vol. 158, August, 1993, pp. 346-348.

    PAZ: A John Hagelin, de la Maharishi University y el Institute of Science, Technology and Public Policy, promulgador de pensamientos pacifistas, “por su conclusión experimental de que la meditación trascendental simultánea de 4.000 adeptos provocó una disminución de un 18% en la incidencia de los crímenes violentos en Washington", D.C. Institute of Science, Technology and Public Policy, Fairfield, Iowa (lectores del blog, aunque seamos sólo 6, meditemos juntos a ver si cae el gordo de la primitiva)

    ENTOMOLOGÍA: A Robert A. López, de Westport, NY, valiente veterinario y amigo de todas las criaturas grandes y pequeñas, “por su serie de experimentos consistentes en obtener ácaros de las orejas de algunos gatos, insertárselos en sus propias orejas, observar cuidadosamente, y analizar los resultados”. Publicado en The Journal of the American Veterinary Medical Association, vol. 203, no. 5, Sept. 1, 1993, pp. 606-7.

    MATEMÁTICAS: A la Iglesia Bautista del Sur de Alabama, medidores matemáticos de la moralidad, por sus estimaciones, condado por condado, acerca de cuántos ciudadanos de Alabama irán al Infierno si no se arrepienten antes.

    AÑO 1993
    LITERATURA: A E. Topol, R. Califf, F. Van de Werf, P. W. Armstrong, y otros 972 co-autores, “por publicar un artículo de investigación médica que tiene 100 veces más autores que páginas”. El estudio fue publicado en el New England Journal of Medicine, vol. 329, no. 10, September 2, 1993, pp. 673-82.

    MATEMÁTICAS: A Robert Faid, de Greenville, South Carolina, visionario y fiel creyente en la Estadística, “por calcular la probabilidad exacta de que Mikhail Gorbachov sea el Anticristo (8,606,091,751,882 contra 1)”.

    AÑO 1992
    MEDICINA: A F. Kanda, E. Yagi, M. Fukuda, K. Nakajima, T. Ohta y O. Nakata, del Shisedo Research Center, en Yokohama, por su estudio pionero denominado Elucidación de los compuestos químicos responsables del mal olor de los pies. Especialmente “por su conclusión de que a la gente que cree que le huelen mal los pies, ciertamente le huelen mal, y a los que creen que no, no”. Publicado en el British Journal of Dermatology, vol. 122, no. 6, June 1990, pp. 771-6 (claro no, clarísimo)

    ARQUEOLOGÍA: A los Eclaireurs de Francia, un grupo juvenil protestante cuyo nombre significa “Los que enseñan el camino”, apasionados limpiadores de graffiti, “por borrar las pinturas rupestres de la Cueva de Meyeres, cerca de la ciudad francesa de Brunquiel”.

    PAZ: A Daryl Gates, ex-jefe de Policía de la ciudad de Los Ángeles, “por sus métodos persuasivos únicos para hacer que la gente se reúna”. Daryl Gates era jefe de policía en L.A. en 1992, cuando cuatro policías blancos apalearon sin motivo al ciudadano negro Rodney King, lo que provocó una semana de levantamiento popular conocida como "El motín de Los Ángeles", que se saldó con 53 muertos, 2000 detenciones, más de 1000 millones de dólares en daños materiales y la destitución de Gates de su cargo, tras la cual afirmó públicamente: “deberíamos haberle volado los sesos a más de uno”.

    LITERATURA: A Yuri Struchkov, imparable autor del Instituto de Compuestos Organometálicos de Moscú, "por sus 948 artículos científicos publicados entre 1981 y 1990, con una media de un artículo cada 3.9 días" (la envidia me corroe)

    AÑO 1991
    BIOLOGÍA - Robert Klark Graham, selector de semillas y profeta de la propagación, por la creación del "Repository for Germinal Choice", un banco de espermatozoides que solo acepta donaciones de ganadores de Olimpiadas o Premios Nobel (aquís e deberían de incluir también los ganadores del Ig Nobel, no me digan que a ustedes no les gustaría tener un hijo con grandes dotes para el karaoke…)

    PAZ - Edward Teller, padre de la Bomba de Hidrógeno y primer campeón del sistema de armas de la Iniciativa de Defensa Estratégica, por sus grandes esfuerzos para cambiar el significado de Paz tal como lo conocemos.

    9.10.06

    Hace mucho, mucho tiempo...

    A lo mejor alguien espera a continuación eso de "...en una galaxia muy, muy lejana...", pero los tiros no van por ahí, aunque Obi Wan Kenobi sea un profesor de los que tomar buena nota. Con este título me refiero a aquellos profesores que nos tuvieron que "soportar" cuando éramos peques. ¿Quién no se acuerda de sus profesores de párvulos o de EGB? Seguro que más de uno ha dejado huella. En mi caso, en cambio, con mi birria de memoria, he de confesar que guardo muy pocos recuerdos, ni buenos, ni malos, simplemente pocos. Es más, a veces me asusto pensando que lo que recuerdo de entonces son las cosas más extrañas.

    Por ejemplo, por orden cronológico: en primero de párvulos, la profesora Begoña “la grande” (es obvio que el punto de vista en aquellos tiempos estaba muchos centímetros por debajo del actual) dibujaba de maravilla. Con un rotulador negro y en un par de trazos, sin levantar la punta del papel, dejaba estampado en el folio cualquier animal. Sabedora de su don, dichas “obras de arte” las entregaba como premio al ganador del juego que proponía cada día al final de la clase y para el cual nos aplicábamos más que en cualquier otra actividad. Sólo recuerdo dos de esos juegos: el primero consistía en trasladar una silla de una punta a otra de la clase sin hacer el más mínimo ruido, con este extraño entretenimiento nos tuvo en completo silencio durante media hora llevando un taburete de un lado a otro del aula. Ahora mismo esa inventiva de Begoña la achacaría a una migraña o quizás a una mala resaca, igual “la grande” no era tan trigo limpio como parecía. El otro juego consistió en ver quien era el más rápido poniendo y quitando el mandilón, dichosos botones, ¡¡¡arriba el velcro!!! Esto me recuerda a una amiga que era conocedora y usuaria de ese gran invento y emulaba al mismísimo superman en la cabina en cuanto sonaba el timbre (¡Foquiño qué tiempos!)...

    De esa época no recordaría más cosas sino fuese gracias a Fátima, profesora de segundo de párvulos que escribía cartas para informar a los padres de la evolución de los nenes. Y por supuesto a mi madre y su afán por guardar todo aquello relacionado con nuestra infancia, lástima que no conservase esa habilidad años después, seguro que vicisitud y sordidez todavía extraña los TBO y los DDT entre otras cosas… En esa carta descubrí cuales habían sido mis primeros pasos en las matemáticas...

    A los 6 años recibí el cariñoso apelativo de “bla bla bla” por parte de María Eugenia y de paso varios viajes al pasillo, cortesía de la misma por razones obvias… De los 7 años recuerdo a un señor que, estando de visita por el colegio, nos confirmó que, no sólo el caballo blanco de Santiago era blanco, sino que el jueves santo y el viernes santo se celebraban en jueves y viernes respectivamente, todavía recuerdo su cara de estupor cuando nadie le respondió a esa pregunta... hoy en día aun me da vergüenza reconocerlo.

    De los 8 años me vienen a la memoria Chicha y Lolita. La primera era la profesora de matemáticas. Nos daba canicas de caramelo cuando resolvíamos bien los problemas del cuadernillo Rubio. No puedo evitar pensar en ella cada vez que veo las canicas en los kioscos. Ahora me doy cuenta que mi vocación por las matemáticas nació del intercambio de sumas y restas por dulce!!! Lolita era la profesora de inglés. Nos dividía en dos equipos, tigres y leones, es gracioso, cuando pienso en las clases, muchas veces antes de que aparezca en mi memoria la imagen de una mujer alta, con arrugas marcadas y pelo cardado, me imagino a Torrebruno haciendo que memoricemos los colores en inglés. Mi cabeza me juega muy malas pasadas... Quizás cuando me dedique a contar batallitas a mis nietos les diré: "recuerdo al profesor de ingles que me enseñó los colores, era un señor bajito italiano que en sus ratos libres cantaba en la tele rodeado de animales"....

    A los 9 cambié de colegio dejando allí un montón de recuerdos olvidados. Hace varios años, por razones varias, el colegio acabó cerrando y después de pasar un tiempo asaltado por los okupas, en estos momentos es un edificio vacío, sin ventanas, triste, abandonado, muy lejos de ser aquel lugar en el que aprendí a andar sigilosamente, a hacer la tarea con “lentitud aunque con unos resultados muy favorables”, a sumar a cambio de dulces y que el jueves santo, como no, cae en jueves.

    6.10.06

    Profe, tengo una duda.

    Para dar mi bienvenida en este blog, dado que ese primer día de clase ya está perfectamente reflejado por Tocotó y la justificación del mismo, por M. Knight, me gustaría empezar transmitiendo la pregunta que más me impresionó hecha por alguno de mis alumnos en mi primer año de docencia. Eso si, para darles un voto a favor, antes de nada me gustaría aclarar que por aquel entonces, aunque era joven, aparentaba serlo todavía más. (“Aquellos maravillosos años…”).

    Al terminar una de mis primeras clases, un grupo de alumnos se acercan a mí con cara de interrogante. Lo primero que pensé es que tenían dudas acerca de la materia vista hasta ese momento y no se atrevían, por timidez o vergüenza, a preguntarlas en voz alta delante de todos sus compañeros (algo por cierto, bastante habitual).


    Empezaron preguntando cosas un tanto triviales acerca de la evaluación, tipo de examen, la obligatoriedad o no de asistir a clases…, etc, etc. Es decir, nada relacionado con lo explicado hasta el momento, pero preguntas bastante razonables a principio de curso.
    Claro que, mi cara de asombro llegó cuándo oí: Oye, y tú, ¿has terminado ya la carrera o todavía te queda alguna?

    Rápidamente intenté buscar una explicación acerca del motivo de esta pregunta, y sinceramente lo que pasaba por mi mente no era nada positivo. Decidí, por tanto, contestarles con otro interrogante, arriesgándome por supuesto a oír cualquier cosa: ¿Por qué me lo preguntáis?

    “No, simplemente porque eres tan joven que es imposible que hayas terminado”. “Lo mismo eres tan joven como nosotros…” (Ya conozco el típico truco de hacer una pregunta en tono afirmativo, por tanto me niego a responderla). Teniendo en cuenta que eran alumnos de primer curso, no sabía si tomarme esto como un piropo, como una tomadura de pelo o como ignoracia de que la mínima alusión a la edad NUNCA, NUNCA se le hace a una mujer, pero más tarde comprendí que no se trataba de ninguna de las tres cosas.

    Con la esperanza de que se diesen cuenta de la tontería que me acababan de preguntar, les respondí, que efectivamente sí tenía alguna asignatura pendiente, en particular la que les estaba impartiendo…

    Bueno, pues lo mejor de todo fue que no les sorprendió. Vamos…, que por qué no iba a ser posible…!!!! Cosas peores se habrán visto... ¿no?
    A partir de ese momento entendí, que para estas nuevas generaciones (casi) todo vale.

    Todavia hoy, muchas veces salgo de clases con la sensación que nuestros alumnos nos ven como unos personajes un tanto locos, que llegan al aula (en un horario regular, eso sí) , se suben a una tarima, sueltan un rollo que por supuesto nadie entiende, y se van felices a casa…Y luego, todavía tenemos el morro de hacerles preguntas extrañísimas, que por supuesto no están en sus apuntes, en los exámenes…Lo que tienen que aguantar!!!!