29.12.08

Tachones a mi...

- ¿puedo pedir el tippex? - preguntó a la profesora
- mujer, por tener un tachón en el examen tampoco pasa nada.

Un resoplido seguido de una media sonrisa del alumno que tenía sentado a su lado, sufriendo su mismo examen, junto con la cómplice risita de la profesora le hicieron empezar a enrojecer. A medida que sus mejillas se hinchaban se hacía más presente una vena en el lateral derecho de su frente. ¡Su examen de estadística III con un tachón¡ !menuda desfachatez¡ ella nunca había trazado una línea en un examen a no ser para subrayar o dibujar a la perfección unos derechísimos ejes cartesianos, y la profesora y su estúpido compañero de fatigas riéndose de la mancha que tendría su examen. Aguantó, aguantó roja e hinchada durante 5 minutos, pero no lo resistió, girándose hacia atrás dijo en un tono demasiado alto para un examen:

- Patri, pásame el tippex - retornó su color sonrosado habitual.

Hoy en día los sonidos en los exámenes son el traqueteo del bic sobre el folio, el pasar de la hojas, el golpeteo del índice cada vez más fuerte sobre la calculadora, los suspiros de agobio y el tintinear de una canica cuando se agita el tippex.

22.12.08

Recordando...

Venga, hacia adelante, hacia atrás, ¿dónde estaba el decimal? ¿me sobrará un cero? hacia atrás de nuevo, hacia adelante, el alfa era 0.5 ¿o era 0.05? hacia atrás... Creo que he copiado mal la tabla... hacia adelante, ¿y el alfa? hacia atrás otra vez.

¡Odio los exámenes grapados!


(Los odiaba en la facultad y ahora yo se los grapo a mis alumnos...)