29.12.08

Tachones a mi...

- ¿puedo pedir el tippex? - preguntó a la profesora
- mujer, por tener un tachón en el examen tampoco pasa nada.

Un resoplido seguido de una media sonrisa del alumno que tenía sentado a su lado, sufriendo su mismo examen, junto con la cómplice risita de la profesora le hicieron empezar a enrojecer. A medida que sus mejillas se hinchaban se hacía más presente una vena en el lateral derecho de su frente. ¡Su examen de estadística III con un tachón¡ !menuda desfachatez¡ ella nunca había trazado una línea en un examen a no ser para subrayar o dibujar a la perfección unos derechísimos ejes cartesianos, y la profesora y su estúpido compañero de fatigas riéndose de la mancha que tendría su examen. Aguantó, aguantó roja e hinchada durante 5 minutos, pero no lo resistió, girándose hacia atrás dijo en un tono demasiado alto para un examen:

- Patri, pásame el tippex - retornó su color sonrosado habitual.

Hoy en día los sonidos en los exámenes son el traqueteo del bic sobre el folio, el pasar de la hojas, el golpeteo del índice cada vez más fuerte sobre la calculadora, los suspiros de agobio y el tintinear de una canica cuando se agita el tippex.

5 comentarios:

el padre del cordero dijo...

Bueno... supongo que cada uno/a tiene sus propias manías. Aunque a mí personalmente el tippex no me gusta nada. Prefiero un tachón en condiciones.

Tocotó dijo...

La verdad es que a mi tampoco me gusta nada el tippex y los alumnos se empeñan en usarlo incluso en papel reciclado!!! que queda como el culo!!! Pero bueno, si se entretienen agitando el boli corrector... no les voy a quitar la diversión...

Petete dijo...

El tippex queda especialmente mal cuando los folios que se utilizan para hacer el examen son reciclados, porque se ven unos pegotes en el medio del papel que molestan casi más que un tachón. Yo no pido que el examen vaya impecable, pero lo que está claro es que es una maravilla encontrarse con uno de esos en los que la letra es clara, las preguntas están bien organizadas, etc, etc..., al menos yo, tardo la mitad en corregirlos, y hasta me dá pena tacharle lo que no tienen correcto...Nunca la presentación influyó en la nota final, aunque a veces no estaría de más penalizarla...al fin y al cabo, un examen es como una carta de presentación, ¿no?

Feliz año a todos y gracias a los pocos lectores que todavía nos quedan por seguir ahí.

La navaja en el ojo dijo...

Ya sé que este blog está medio muerto, pero me parecía el más adecuado para comentar cómo escriben algunos de mis alumnos. Atención, por un lado, a la falta de concordancia (usted, tú) y luego a las faltas de ortografía: "Hola Navaja, soy Fulanito alumno suyo de TAI.Te paso un guión para que le heches un ojo. Es que es para una practica y no quiero pasarselo a los actores hasta que este seguro.Asi que haber que te parece.Si hace falta retocar algo, lo hare.
Muchas gracias."

Tocotó dijo...

Impresionante, y para colmo se trata de un alumno de guión. Si está claro que hay que hacerles cursar una materia de ortografía y gramática. Si fuera tú, le aconsejaría que, antes de enviar el guión a los actores, revise la ortografía del mismo y por supuesto la del correo electrónico que les envíe...