15.3.07

Buen rollito

La verdad es que los miembros de La Vista Gorda estamos muy decepcionados con los exámenes de febrero. No por las notas (que fueron bastante malas, sí, pero como siempre), sino porque los alumnos no nos han dado nueva materia prima para el blog. Nuestra idea al principio era hablar sobre las burradas que nos contaban en los exámenes, los mensajes lamentables que nos enviaban, las peticiones descabelladas que nos hacían...

Pero nada, al final va a resultar que, como decía Tocotó, somos buenos, así que lo único que podemos contaros son cosas como esta que recibí esta mañana por correo electrónico:


En fin, ¿hay algo más bonito que un alumno quiera ser tu amigo? ¡Y eso que Antonio Coleguita sólo sacó un cinco! Claro que ahora vendrá The Monch a decirnos que de amiguito nada, que lo que está haciendo es ponernos a prueba para desenmascararnos.

17 comentarios:

Antonio Coleguita dijo...

jolín, es que no sé qué quereis!!!Yo ya he aprobado, que no estoy haciendo la pelota ni nada, y francamente, m. knight, que me caías genial, admiro tu coche fantástico y me molaría ser tu colega, pero nada, tu con este orgullo...Ya me parecía a mi que eras un poco estiradillo, ya...

Mary Multifunción dijo...

Bueno, bueno, Michael de estirado no tiene nada salvo la estatura. Es un cielo y no hay un profesor mejor que él... aaaayy

noemi dijo...

No aceptes alumnos, que luego te enamoras de ellos :P

laonza dijo...

Jajajaja que comentario el de Noemí, evidente, no respondas.. a ver que pasa jijiji
besos!

Tocotó dijo...

Vaya, no creo que Michael Knight se vaya a enamorar de Antonio Coleguita, es que es un poco lolailo...

A Michael le van más las chicas enfundadas en monos ajustados y con una buena... caja de herramientas, ¿verdad Bonnie B?

Empollón_Integrista dijo...

Aprovecho para volver a publicar un post que puse hace tiempo en un tema cerrado (Protagonistas) y que creo que pasó desapercibido (si no fue así, perdonadme por plasta). Lo hago para que no digáis que os habéis quedado sin burradas en Febrero:

Perdonad que remueva un tema cerrado hace tanto tiempo, pero quisiera contaros un par de anécodtas mías:

La primera pregunta de un alumno (alumna en este caso) que escuché en la facultad de física (en la primera hora de la primera clase del primer día, mientras uno está radiante de alegría por que cree haber dejado atrás el instituto y todo lo relacionado con él) fué la siguiente: "¿qué significa espontáneo?"

La segunda es aún más seria, llegando casi a la altura de la de Pepita, a saber:

Septiembre, me dirijo a la revisión de un examen que suspendí a diez minutos antes de la hora a la que nos citó el profesor. Aparecen dos chavales, y se sientan a mi lado (a medio metro de la puerta del despacho del profesor), y mantenemos la siguiente conversación:

Ellos: ¿Tú vienes a la revisión?

Yo: Sí, y supongo que vosotros también.

Ellos: Ya tío, pero es que la revisión de nosotros (pertenecían a otro grupo) fué ayer.

Yo: Pues lo mismo no os atiende... no sé, no creo que se ponga borde pero no le va a hacer mucha gracia.

Ellos: ya, ¡este tío es un hijo puta! (aprovecho para recordar que estábamos a medio metro de su despacho). ¿Y qué?, ¿esperas que te apruebe? Pues ya puedes ir poniendo el culo por que este tío es un cabronazo. (Todo esto a voz en cuello). Además, ¿qué coño?, nosotros no sabíamos que la revisión era ayer.

Yo: Pues nada... díselo a ver.

En eso entro a ver mi examen, efectivamente había un error en la corrección y el profesor me subió 2,5 puntos. Aprobé, y sin "poner el culo" ni nada parecido.

Me marché por que me daba vergüenza ajena escuchar la exposición de los dos chavales sobre su problema, que empezó así:

Ellos (gritando): ¡es que no sabíamos que era ayer!

Bajo un rato a la cafetería, y me siento con unos conocidos. Aparece una chica llorando y dando voces, llamando cabrón al profesor, llamémosle, Alejandro. ¡El Alejandro es un cabronazo!, ¡le voy a rajar las ruedas del coche!, ¡el hijoputa me ha suspendido!

Al rato aparece otra chica en estado semejante, pero en este caso su furia se centra en el profesor Alberto, y se da la siguiente sucesión de barbaridades:

Ella: El cabrón del Alberto me ha suspendido.

Sus colegas: vaya putada.

Ella: Lo que más me jode es que Juanito y yo copiamos juntos, y él ha aprobado y yo no. Este tío es un MISÓGINO. (!!!!!)

Yo (con mucha sorna, pero al parecer no la suficiente): Pobrecita, tú no te merecías suspender.

Sus colegas: ¡qué injusticia!, deberías hacer algo.

Ella: ya, pero, ¿cómo se lo digo para que no se entere de que he copiado?

Uno de sus colegas de 22 años, tras un rato pensando: ¡ya lo tengo!, dile que tras el examen hablaste con Juanito y sabes a ciencia cierta que lo hicisteis igual.

Llegados a este punto yo me marché, y aún tuve tiempo para escuchar a mi Pepita particular proclamar sus intenciones de volver a la revisión con su nuevo as en la manga. Sinceramente, no creí que llegase ni a la puerta... pensé, tonto de mí,que el sentido común, la vergüenza o incluso el honor harían aparición en algún momento.

Días después pregunté a la alumna si fué a hablar con Alberto, y sorprendentemente sí lo hizo... pero

"el cabrón me echó de su despacho, y me dijo que al año que viene hablaríamos".

Y es que... mira que sóis cabrones los profesores ;)

Tocotó dijo...

Bienvenido de nuevo Empollón. Ya ves, somos de lo peor, no veas, tenemos un peligro ;-)... La verdad es que por la universidad, para nuestra desgracia, hay muchas Pepitas, Josés del Morro y demás maravillas que ya habrás leído en este blog.

La frase de "me han suspendido" es muuuuy típica junto con la del "aprobé", créeme que en muchos casos, la cosa es al revés: "suspendí" y "me han aprobado", ya que después de corregir y antes de poner las notas, está el periodo de... llamémosle 'rebajas', donde haces todo tipo de malabares por aprobar a los que están en la cuerda floja y cuando digo malabares, me refiero a los complicados, con como mínimo 5 bolas o 4 mazas incandescentes...

Ya hemos aprendido a tener paciencia y a lidiar con este tipo de alumnos, que no son la mayoría, pero que son más numerosos de lo que quisiéramos. Yo por ahora conservo las cuatro rudas del coche intactas... crucemos los dedos.

Petete dijo...

Doy fé de que realmente existe ese período de "rebajas" del que habla Tocotó. Y además, es el más desagradable de todo el proceso de corrección. Quizás lo peor es que los alumnos nunca lo valoran. Cuando alguien obtiene un 5 exacto en una asignatura debería de preguntarse si realmente ha sido capaz de aproximar tan bien sus conocimientos como para no pasarse ni una décima. Si investiga un poco lo más probable es que descubra que su nota real es inferior y que el profesor le ha hecho un "regalito"...De ahí que lo de "aprobé" versus "me suspendió" fastidie especialmente en algunos casos. Prueba de ello es lo que señala nuestro amigo Empollón. Gracias con contribuír con un ejemplo contado desde la otra cara de la moneda: los alumnos.

M Knight dijo...

Probablemente por no parecer pedantes, mis compañeras de blog, ambas profesoras de estadística, se han guardado la explicación técnica del fenómeno de los "cincos clavados".

Lo que ocurre en realidad es que la actividad de corregir exámenes tiene, como las encuestas, un margen de error, variable según el tipo de examen, y que sólo es nulo en los exámenes tipo test (si están bien redactados, claro). De esta forma, si trabajamos, por ejemplo, con un margen de error de +/-0,3, acabaremos transformando cualquier suspenso mayor o igual que 4,7 en un cinco clavado. Es decir, en realidad no regalamos nada; lo que ocurre es que no podemos saber con seguridad si esas notas son suspensos o aprobados, por lo que optamos por aprobarlos.

Laurita dijo...

¡¡Denle una oportunidad a Antonio, maldita sea!!

Anónimo dijo...

Anda que las preguntas de los alumnos preuniversitarios....El otro día hicimos un exámen a una alumna que ha llegado a 2º de bachillerato y una pregunta era "ideología del nazismo" y una alumna me pregunta "¿ qué es ideología, profe?", y no sabes qué decir. ¿Me estaré haciendo vieja? A lo mejor es que a los 18 años no se sabe el significado de esa palabra....

Copa de Higía dijo...

Este comentario no tiene nada que ver con este post, ni con la temática del blog. Pero no puedo pasar por alto FELICITAR A M. KNIGHT, él sabe bien por qué. (((w126)))


Los sedanes tuvieron un gran éxito, pero el verdadero triunfo de la gama w126 fueron los cupés que llegaron en 1981, el 380SEC y el 500SEC. Se convirtieron en los buques insignia de Mercedes y, para muchos, eran los mejores coches del mundo. Estos grandes cupés no eran simples versiones de dos puertas del sédan, pues introducían numerosas innovaciones técnicas que mejoraron su aerodinámica y su construcción ligera, además de un ahorro de combustible considerable, aun así, que se lo pregunten a M. Knight.



Mercedes nunca ha infravalorado deliberadamente un coche, y el 500SEC no fue una excepción, con un precio superior al del Porche 928, un automóvil que ofrecía unas prestaciones muy similares, pero que sólo tenía dos modestos asientos traseros, para niños o adultos muy pequeños. De hecho, se tomó en serio la amenaza planteada por este nuevo Mercedes y lo estudió a conciencia en un esfuerzo por igualar o incluso mejorar su equipamiento y su dinámica de conducción. Los cupés estaban equipados con todos los lujos, desde aire acondicionado hasta aproximadores automáticos de los cinturones de seguridad, además de numerosos elementos de seguridad, como ABS, airbag. Los periodistas del motor intentaron buscarle algún fallo, pero constataron que la calidad de la ingeniería y la construcción del 500SEC eran irreprochables.



En un artículo típico se afirmaba que, aunque tenía rivales más rápidos o más baratos, el 500SEC reunía una serie de cualidades que lo hacía APABULLANTEMENTE EFICIENTE Y COMPETENTE EN TODOS LOS ÁMBITOS.


BIENVENIDO AL CLUB ¡¡¡¡ QUE TE DIVIERTAS !!!!!

M Knight dijo...

Muchas gracias, Copa de Higía. Un día de estos verá el W126.

Todo lo que dice usted es cierto. La única pega del coche es el consumo, pero la verdad, el lunes le eché 25 litros, y diría que me han cundido más de doscientos kilómetros. No está mal para semejante artefacto, teniendo en cuenta además que tiene 25 años...

Tocotó dijo...

Lo mejor del coche es el claxon mariquita, simplemente genial...

M Knight dijo...

Que quede claro: además del claxon mariquita, el coche tiene un claxon como-debe-ser. Y lo de que es lo mejor del coche... en fin, cosas de Tocotó, que tiene unos gustos un tanto peculiares, la pobre.

el angel de las mil violetas dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAAJAJAJAJAJ!

La navaja en el ojo dijo...

M. Knight: mire lo joven que aparece usted aquí: http://barcadecaronte.blogspot.com/2007/06/starcrash-luigi-cozzi-1979.html